• ALEJANDRA OROZCO

Señales de abuso sexual infantil, evidentes y detectables


Tuxtla.- Desafortunadamente, Chiapas se ubica entre los estados con más casos de abuso sexual infantil, definido como un acto impuesto a un niño sin desarrollo cognitivo, autoridad ni poder, en donde el agresor implícita o directamente lo cohesiona a un abuso.

Analizando psicológicamente este tipo de situaciones, el teólogo Eduardo Cantorán señala que esto puede ocurrir en condiciones de desigualdad entre el abusador y la víctima, o puede ser el resultado de cohesión por parte del abusador.

El abuso no es como lo pintan

“Existen varias formas de abuso, puede ser intrafamiliar, que es a manos del padre, hermano o padrastro; la extrafamiliar, que puede ser un amigo, cuidador, profesor o incluso un desconocido”, señala.

Además, existen distintos tipos de abuso, uno de ellos es la explotación sexual, en donde el menor es sometido a prácticas sexuales a beneficio económico de un adulto, además de las ya conocidas, como la violación, incesto o el abuso sexual en sí, que comprende tocamientos y otro tipo de conductas sin llegar a la penetración.

Alrededor de este tema, hay muchos mitos que hacen que la sociedad siga tomándolo como un tema tabú, algunos creen que las víctimas solo son niñas, exceptuando a los varones, o que el agresor siempre es un tipo sospechoso y fácil de identificar; también el mito de que un abuso siempre es un ataque violento de noche.

La falta de información también lleva a muchos a pensar que el niño fomenta este tipo de abuso, que se lleva a cabo siempre fuera del hogar, que el niño miente, y un sinfín de ideas erróneas que llevan a revictimizar a los menores, a minimizar la situación y a que el fenómeno se siga repitiendo.

“Por lo regular, las víctimas son niños manipulables, retraídos, carentes de atención y que sufren negligencia, aunque no siempre es así. Además aparecen problemas emocionales, baja autoestima y seguridad, maltrato físico o psicológico y como consecuencia puede haber una discapacidad mental o física”, mencionó.

No es fácil alzar la voz

Por estos y otros factores, son pocas las víctimas que rompen el silencio, pero quienes lo hacen, pueden declararlo espontáneamente o con dibujos, otros manifiestan juegos o conocimientos sexuales inusuales para su edad, así como puede aparecer un comportamiento seductivo manifiesto a corta edad.

Si no lo declara, hay señales físicas que pueden denotar un abuso, como dolor, llagas o irritación en la zona genital o anal, vómitos si son abusados vía oral, así como a veces aparecen manchas en la ropa y por eso las esconden o se están jaloneando la ropa.

Su comportamiento social también cambia: se aíslan de amigos, demuestran desconfianza extrema, aversión a la intimidad con adultos, no quieren participar en actividades físicas de la escuela, autoestima negativa, tienen dinero o regalos que antes no tenían, pueden hasta quitarse la ropa de repente o empezar a tomar, hay muchos comportamientos que derivan de un abuso.

Pero ¿qué hacer cuando identificamos un caso? El especialista recomienda tener calma, escuchar al niño, no juzgarlo, creerle, hacerle entender que lo que pasó no fue su culpa, enterarse de los detalles, darle nuestro apoyo y decirle que es valiente por contarlo, generar la confianza suficiente y recordar que es un niño que ha sido herido, que no es malo, por lo que también es sensato respetar su privacidad y guardar la confidencialidad del caso.

Cifras alarmantes

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), reporta que México ocupa el primer lugar a nivel mundial en abuso sexual, violencia física y homicidio de menores de 14 años, y que 4.5 millones de infantes son víctimas de este ilícito; lo más grave es que solo dos por ciento de los casos son conocidos o denunciados.

En el informe anual 2014 del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia de la UNICEF, se registró que México destina de los más bajos presupuestos a atender el abuso sexual infantil. Solo el uno por ciento de los recursos destinados a la infancia se dedica a la protección contra la violencia, abuso y explotación de infantes y adolescentes.

#Abusosexual #Desarrolloinfantil #Psicología #Niños #ReporteSie7e

¿TIENES ALGUNA DENUNCIA O ALGO QUE CONTARNOS

EL MEDIO DE TODAS LAS VOCES

El Sie7e de Chiapas es editado diariamente en instalaciones propias. Número de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional de Derechos de Autor: 04-2008-052017585000-101. Número de Certificado de Licitud de Título y Certificado: 15128.

Calle 12 de Octubre, colonia Bienestar Social, entre México y Emiliano Zapata. C.P. 29077. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Tel.: (961) 121 3721 direccion@sie7edechiapas.com.mx

Queda prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de esta casa editorial y/o editores.

NAVEGA

¡SÍGUENOS!

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram
  • Spotify
  • Apple Podcasts
  • Soundcloud
  • LinkedIn

© 2020. DISEÑO WEB Y PRODUCCIÓN MULTIMEDIA   |  www.ideasdementes.com