• REDACCIÓN

Revelan alza en extorsión y robo durante sexenio anterior


Tuxtla.- Al hacer un balance del sexenio que está a unos días de terminar, el Observatorio Ciudadano señaló que de los 10 delitos de alto impacto, seis incrementaron su incidencia, el más preocupante fue el homicidio culposo, que a pesar de haber disminuido su incidencia, sigue siendo mayor que la media nacional.

Eduardo Flores, coordinador del Observatorio Ciudadano Chiapas, señaló que el balance se hizo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, vigilando la incidencia por cada 100 mil habitantes en delitos de alto impacto durante este periodo.

En este sentido, la extorsión, robo a negocio y casa habitación fueron los que más incrementaron, siendo Tapachula y Tuxtla las ciudades con más carpetas de investigación, y resaltando que el 89 por ciento de las víctimas de algún delito no lo denuncian.

Por delito, el homicidio culposo redujo en un 36 por ciento en este período, aunque la causa que incrementó de un 38 a 52 por ciento fue por accidentes de tránsito, así como el homicidio doloso bajó a una tasa de 48.7 por cada 100 mil habitantes, pero 2018 fue donde mostró cifras más altas, aumentando el uso de arma de fuego de 20 a 45 por ciento, de inicio a fin del sexenio.

En cuanto al secuestro, mostró su mayor incremento (54 por ciento) este año dentro de los últimos 21, mientras que en 2015 se presentó la mayor tasa de carpetas de investigación por extorsión, con un 73 por ciento, siendo el delito que más inseguridad causa ya que puede ser vía telefónica desde cualquier parte del país.

En cuanto al robo con violencia, en promedio se presentan 500 robos por cada 100 mil habitantes, sobre todo en 2015 y 2016; el robo a vehículo incrementó un 35 por ciento sobre todo en los tres últimos años; el robo a negocio aumentó un 72 por ciento; el robo a transeúnte un 47 por ciento, y el robo a casa habitación fue el único que disminuyó un 43 por ciento, siendo 2018 cuando se presentó la tasa más baja.

El delito de violación sexual fue otro que disminuyó en 23 por ciento durante 2018, cuando hubo una tasa incluso inferior a la nacional, aunque en este balance no se toca el tema de feminicidios, ya que antes de 2015 el término no existía y no hay estadísticas al respecto, mientras que de 2015 a 2018 se calcula que disminuyó de 0.55 a 0.37 por cada 100 mil habitantes.

“Si hablamos de la incidencia delictiva por semana, encontramos que suceden ocho homicidios dolosos, 16 culposos, 87 robos con violencia, 38 a vehículo, 25 a casa, 17 a negocio, 19 a transeúnte y 12 violaciones”, señalaron.

Por su parte, Leonel Fernández, director de fortalecimiento a sociedad civil del Observatorio Nacional Ciudadano, mencionó que estamos terminando un sexenio complicado a nivel nacional, por ser el más violento y peligroso, ya que no existen las mismas condiciones de antes.

“En Chiapas hay que poner atención a los delitos de secuestro y extorsión, que superaron la media nacional, mientras que el homicidio doloso, violación y robo a casa habitación disminuyeron”, dijo.

Sin embargo, tachó al 2018 como el año más violento que se ha registrado en los últimos 21 años, y el 2019 pinta igual, por lo que esperan que el nuevo gobierno tome cartas en el asunto y diseñe un plan integral de seguridad que tome en cuenta todas estas consideraciones.

Nuevo gobierno deberá atender delitos de alto impacto

El nuevo gobierno de la entidad chiapaneca, que encabezará Rutilio Escandón Cadena, deberá poner atención a dos delitos de alto impacto como la extorsión y el secuestro, “delitos que crecieron muy por encima de lo que aumentaron a nivel nacional”, consideró Leonel Fernández, representante del Observatorio Nacional Ciudadano.

En entrevista en esta ciudad capital, recordó que en Chiapas se tienen que replicar las estrategias que funcionarios para que algunos delitos se mantuvieran a la baja, “tenemos que trabajar mucho en otros temas como el robo de vehículo, a transeúntes, o el tópico de las armas de fuego”.

Para él, una buena administración se caracteriza por las tomas de decisiones que llevó a efecto, “y hay ejemplos de lo que no se hizo bien, pero también hay otros de lo que sí se hizo bien, y de ahí se tiene que basar la nueva administración estatal”.

Inclusive, aseveró durante la presentación de un reporte de incidencia delictiva en este sexenio que está por concluir en la entidad, el panorama para el próximo año podría ser más crudo, “porque al menos este 2018 sí fue muy violento, nos pegó a nivel nacional, y Chiapas no fue la excepción”.

Por su lado, Carmen Ovilla, integrante del Observatorio Ciudadano Chiapas, comentó que el hecho de que hayan disminuido las violaciones sexuales se relacionaría “a partir de la Declaratoria contra la Violencia de Género, y eso, queremos pensar, impactó de forma positiva en las cifras”.

Ambos especialistas coincidieron en que el país atraviesa por un momento difícil por los casos de violencia, “y ante esta gama de delitos, muchas instituciones están rebasadas, y eso es alarmante, y por eso se le debe de poner mucha atención”.

#Secuestros #Delincuencia #2a

Entradas Recientes

Ver todo