• AGENCIAS

Ibáñez cumple 28 y quiere seguir


Al cumplir este miércoles 28 años de edad, la nadadora Liliana Ibáñez se siente en plenitud física y mental para aspirar a más récords mexicanos, finales de Copa y de Campeonato Mundial, así como a los Juegos Olímpicos Tokio 2020 y París 2024.

"Quiero aprovechar al máximo esta vida y el cumplir otro año es otra razón para ser feliz y compartir mi sonrisa con México, con todos mis compatriotas", expresó.

Quien nació el 30 de enero de 1991 en Celaya, Guanajuato, dijo que le queda por hacer que "la natación mundial sepa que hay una nadadora mexicana buenísima y cuando me pare en una alberca sepan que soy un peligro".

Desde los dos años empezó a nadar y en 2018 comenzó a sentir su mejor nivel. "Ahora estoy alcanzando el punto más maduro de mi físico y mi natación. Estoy emocionada por este nuevo cumpleaños porque mi cuerpo acepta los entrenamientos de una manera increíble".

Su madurez se da hasta esta edad, analizó, porque solo tiene una competencia importante al año, ya sean Juegos Centroamericanos, Panamericanos u Olímpicos, además del Campeonato Mundial. "Más bien es un aprendizaje lento".

Mientras en Estados Unidos, Canadá, Inglaterra y Australia, que son potencia mundial, los nadadores tienen una constante competencia al máximo nivel.

"Un nadador estadunidense, por ser seleccionado nacional, recibe 10 mil dólares al año para entrenamientos, más competencias, viajes, campamentos, estudios biomecánicos y toda la atención requerida, y por ello tienen una madurez más rápida", explicó.

Dos hechos marcan su vida, así lo compartió, que son las nueve medallas ganadas en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018, siendo cinco de oro, una de plata y tres de bronce.

Ahí se convirtió en la "Dama de Hierro" de la natación mexicana, al competir en 18 pruebas para estar en nueve finales en apenas seis días, lo cual la llevó a sufrir casi el desmayo en un momento, pero ni eso la frenó.

#2a #Natación

Entradas Recientes

Ver todo