• ALEJANDRA OROZCO

¿Qué es el síndrome hipnótico sedante?


Tuxtla.- Recientemente se dio a conocer que en la secundaria Rafael Ramírez Castañeda, la sospecha clínica por la cual se desvanecieron al menos 25 niños, fue algo llamado síndrome hipnótico sedante, un término no muy común que disparó la duda entre padres de familia y alumnos.

La doctora Raquel Coello Gutiérrez, médico general, señaló que esto es una consecuencia de la ingesta de sustancias, como medicamentos, benzodiacepinas, alcohol, drogas estimulantes como cocaína, marihuana o piedra; bebidas energéticas, inhalación de thinner o pegamento.

“El consumo de alguna o varias de estas sustancias, genera intoxicación en el cerebro y problemas en todo el organismo, como presión arterial baja, la frecuencia cardíaca y respiratoria disminuyen, sudoración fría, estupor y falta de coordinación”, señaló.

Recordemos que el pasado 25 de enero, varios niños se desmayaron al realizar actividad durante la clase de educación física, incluso uno de ellos quedó en coma, por lo que su madre se volvió blanco de críticas y burlas en redes sociales, cuando el caso era más complicado de lo que aparentaba.

“Si un paciente está en estas condiciones y se le pone a hacer ejercicio, es lógico que colapsa el organismo, ocasionando desde un desmayo que es bastante común, y en el peor de los casos un derrame cerebral, infarto, coma o hasta muerte cerebral, dependiendo de la cantidad de tóxicos que se ingirieron y la vía de inhalación”.

La doctora enfatizó la facilidad con que hoy en día los jóvenes pueden adquirir estas sustancias, por lo que recomendó informarlos sobre las consecuencias de esta mala práctica.

En este caso, afortunadamente el niño más grave salió del coma, aunque él y varios más presentan todavía malestar, es decir, en caso de que se haya debido al consumo de sustancias nocivas, pusieron en riesgo su vida y no midieron las consecuencias de sus actos.

Finalmente, señaló que estas sustancias, solas o combinadas, causan daño al cerebro y un deterioro a largo plazo, quienes los consumen de forma frecuente pueden quedar en estado de estupor, más vale estar pendientes de las acciones de los menores y orientarlos.

#Salud #2a