• CARLOS RODRÍGUEZ

En Chiapas no existe plena aplicación de justicia


Tuxtla.- El que en los últimos tiempos asesinos confesos o delincuentes queden libres “por supuestas falta de pruebas”, se debe a varios factores, pero sobre todo a la poca o nula capacitación de los funcionarios que imparten la justicia, consideró Carlos Conde, especialista de la firma jurídica “Abog@Red”.

Tras advertir que el nuevo sistema de justicia penal ha quedado a deber, comentó que hay muchos casos que se han registrado en los últimos meses que advierten una ambiente de impunidad, “porque pareciera que los jueces, los ministerios públicos, los procuradores de justicia, o las propias sanciones establecidas por los sistemas de readaptación social, están empecinadas en que la sociedad se olvide de que no se cometió el delito ya después dar beneficios de salida”.

Dijo que el problema empieza en la Fiscalía, es decir cómo acusa, “y a partir de ello un juez sancionará o emitirá el castigo o la penalidad, por así decirlo; pero éste determinará de acuerdo con lo que el fiscal del MP le acredite o demuestre, a partir de ahí pueden haber sentencias bastante benévolas, pero al menos puedes decir que hubo una sanción”.

Sin embargo, lamentó que ahí ya va de por medio “una rebaja” a una máxima penalidad, “pero también recordemos que en esa readaptación social hay beneficios de reducir la penalidad, y finalmente viene una revisión y es ahí donde se revisa el caso y otorgarte el beneficio; en fin, es una cadena”.

Para ser un investigador, aclaró, se requiere de metodología estricta, además de un trabajo concienzudo, “y en muchas ocasiones los MP’s se ven con demasiadas cargas de trabajo, entonces reúnen los mínimos datos de prueba para poder vincular a proceso, por lo que ahí se da la carencia de datos”.

En ese sentido, comentó que se complica acreditar la gravedad de un asunto y que se redunde en una mayor sanción, “y como la mayor parte de veces se aportan datos mínimos, las penas son iguales, y de ahí viene la molestia social, el desencanto con las autoridades”.

En estos momentos, recordó que se busca ampliar el catálogo de delitos, “pero creo que no es por ahí, sino se trata de que se le dé esa libertad al juez de que pueda analizar y tener la mayor capacidad para decidir, pues se supone que es lo que se busca con este sistema”.

#Delincuencia #Inseguridad #Justicia #2a