• ALEJANDRA OROZCO

En Chiapas, 1 de cada 4 especies están amenazadas


Tuxtla.- Cada 22 de mayo se conmemora el Día de la Diversidad Biológica, y en este sentido, Chiapas destaca por tener casi todos los ecosistemas concentrados en una sola entidad, con una riqueza de flora y fauna inigualable, desafortunadamente, muchas de sus especies se encuentran amenazadas por el mismo hombre.

Especies endémicas y nativas

Si de plantas hablamos, Chiapas posee una riqueza amplia, pues somos afortunados de tener una de las floras más ricas del país, una tercera parte para ser exactos, señala el director del Jardín Botánico, Óscar Farrera Sarmiento, es decir, aproximadamente de 9 a 10 mil especies de flora.

El doctor explica que una especie nativa es aquella propia de la región, también llamada autóctona, como los zapotes, algunas anonáceas como la guanábana y otros árboles frutales silvestres; en cambio, las especies endémicas son las que tienen una distribución restringida puntual y focalizada, como la ladera o margen de un río, o la punta de una montaña.

“Como ejemplos tenemos el maguey del Grijalva, algunas palmas, orquídeas, algunas cícadas con esa naturaleza, en tanto, lo exótico o introducido son las que trajeron de otras latitudes, como el café, mango, tamarindo, neem, moringa y otras ornamentales que se adaptan y naturalizan”.

Entre las curiosidades de algunas plantas, encontramos que del hormiguillo fabrican las teclas de marimba, las cícadas, aunque parecen palmas, están relacionadas con los pinos, un tipo ceremonial es el amendú, que se utiliza para la elaboración de somés, el mojú o árbol de Ramón se mezcla con el nixtamal para que rinda, por ser una semilla comestible.

Sin embargo, están amenazadas por el mal manejo de incendios, el avance de la frontera agropecuaria que reduce las áreas boscosas, por ejemplo la vegetación nubliselva funciona como esponjas que captan agua, y al quitarlas causan escasez.

“EL llamado es a no comprar o extraer orquídeas, espadañas, palmas, bromelias y madera que están en riesgo, pues su tráfico es tan ilegal como el de especies animales, es un delito federal sin derecho a fianza, a veces saquean plantas epifitas que crecen arriba de los árboles, las acomodan en macetas y se mueren, sobre todo las venden en vía pública”.

Según la Norma Oficial Mexicana (NOM) 059, en el país hay mil especies amenazadas, de las cuales 270 se encuentran en Chiapas, el Jardín Botánico resguarda 70 de ellas, árboles como el tempisque, jocotillo, totoposte, palmas y otros grupos de angiospermas, que junto con las que no están en riesgo suman 700 especies, principalmente de selva baja y mediana en lo tropical, pino, encino, mesófilo o nubliselva en lo templado, y los humedales y manglares en la costa.

Animales, amenazados por el hombre

Si de fauna hablamos, Chiapas es una de las regiones con mayor biodiversidad, junto con Oaxaca, Veracruz y Tabasco, poseen de las más altas en el planeta: tan solo nuestro estado abarca el 3.7 por ciento de la superficie de todo el país, con 49 por ciento de la fauna de México.

El biólogo Carlos Alberto Guichard Romero, director operativo del Zoomat, señaló que existen alrededor de mil 500 distintas especies nativas de vertebrados en Chiapas, y algunas endémicas como el ave Matraca “chupahuevo”, 10 especies de mamíferos -sobre todo roedores- y 30 de anfibios y reptiles, entre ellas la salamandra del pozo de

Berriozábal, una rata de esa zona, lagartijas y serpientes.

“Además, contamos con el jaguar, la guacamaya, cocodrilos, monos, águilas que son nativas, y otras endémicas o exclusivas poco conocidas, que normalmente son animales pequeños con distribución restringida”.

La principal amenaza de estas especies es el ser humano y la contaminación que provoca, ya que algunas disminuyen drásticamente sus poblaciones por la destrucción de su casa, con actividades que afectan el hábitat.

“Por ejemplo, el uso inadecuado de animales como mascotas: pericos, loros, monos, guacamayos, mamíferos, zorras, mapaches, tejones, felinos pequeños, reptiles, tortugas, cocodrilos, lagartijas, que son extraídas de su hábitat para venta en el mercado nacional o internacional”.

Esta crisis no es exclusiva de Chiapas, sino que sucede en todo el mundo, una preocupación importante de la sociedad y autoridades ambientales, ya que de las mil 500 especies, una de cada 4 se encuentra en riesgo o amenaza, de las cuales hay 60 especies en situación crítica, como el águila arpía, la guacamaya roja, el tapir, jaguar o la cigüeña jabirú.

Afortunadamente, ninguna se ha extinguido en su totalidad hasta el momento, pero sí hay poblaciones escasas en Chiapas, pues en los últimos 20 años, solo se han dado dos o tres avistamientos, por ejemplo del águila arpía, la cigüeña jabirú o el pavo ocelado.

El peor depredador, el ser humano

Por su parte, la analista de áreas naturales protegidas de Conanp, Xóchitl Aguilar Espinoza, explica que la NOM-059 divide a las especies en tres categorías: amenazadas, con protección especial y en peligro de extinción, lo que depende del número de población de cada una.

Entre las más destacadas se encuentra la guacamaya roja, primates como el mono saraguato o araña, tapires, cocodrilos y tortugas, y si de plantas hablamos, mencionó a los helechos, algunas cícadas, pinos, cedros y mangles.

“La mayor amenaza son las acciones antropogénicas, no las propias especies depredadoras, nosotros somos el riesgo gracias a los incendios, la caza, la extracción de ejemplares para comercio ilegal, entre otras”, mencionó.

Donde mayor biodiversidad tenemos, y por ende mayor peligro, es en la Sierra Madre, en la Costa, en la Lacandona, la Selva Zoque -Ocote, Cañón del Sumidero y Villa Allende- y otras áreas estatales, donde han aumentado estas acciones, disminuyendo las poblaciones de flora y fauna.

“Si hay una disminución de especies significa que tenemos pocos servicios ecosistémicos, lo que conlleva a la disminución del agua, de la calidad del aire y de alimentos, pues hay especies dispersoras que regulan el medio y nos brindan estos servicios”.

El mensaje es, aprender a convivir entre naturaleza y hombre, disminuir el consumo de plásticos PET, controlar nuestros impulsos para las quemas, tener mejores prácticas de educación ambiental, en este sentido las personas de la comunidad o monitores son sus grandes aliados, pero también podemos serlo nosotros, con pequeñas acciones que representan grandes cambios.

#biodiversidad #Peligrodeextinción #2a

¿TIENES ALGUNA DENUNCIA O ALGO QUE CONTARNOS

EL MEDIO DE TODAS LAS VOCES

El Sie7e de Chiapas es editado diariamente en instalaciones propias. Número de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional de Derechos de Autor: 04-2008-052017585000-101. Número de Certificado de Licitud de Título y Certificado: 15128.

Calle 12 de Octubre, colonia Bienestar Social, entre México y Emiliano Zapata. C.P. 29077. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Tel.: (961) 121 3721 direccion@sie7edechiapas.com.mx

Queda prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de esta casa editorial y/o editores.

NAVEGA

¡SÍGUENOS!

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram
  • Spotify
  • Apple Podcasts
  • Soundcloud
  • LinkedIn

© 2020. DISEÑO WEB Y PRODUCCIÓN MULTIMEDIA   |  www.ideasdementes.com