• ALEJANDRA OROZCO

Prueba positiva; ¿y ahora qué?


Tuxtla.- Bienvenidos a esta sección, que estamos estrenando y que escribiré en primera persona, porque con alegría les comparto que ¡voy a ser mamá! Quizá no ha sido “el sueño de toda mi vida”, o no “nací con el anhelo de ser mamá”, pero es lo más bonito que me ha pasado hasta ahora.

Tengo 14 semanas de embarazo –o tres meses y medio, al principio cuesta medir el tiempo en semanas y no en meses-, me enteré cuando apenas tenía cuatro, y comprobé eso de que el instinto maternal se despierta de inmediato.

Aunque cada mujer es diferente, en mi caso presentaba periodos muy regulares, por lo que un par de días de retraso bastaron para comenzar a sospechar y considerar la opción de que estaba embarazada. Así que para irme a la segura y no hacerme falsas esperanzas, me hice la prueba de sangre, y obviamente salió positiva.

Durante esos días, me estaba sintiendo mal del estómago, tenía muchas agruras, malestar, inflamación, pero se sentía diferente a otras veces, no era una enfermedad o síntoma común, además de que quise donar sangre y me rechazaron, por tener los leucocitos bajos.

El cuerpo es sorprendente

Cuando te embarazas, tu cuerpo reduce la producción de leucocitos o anticuerpos para no rechazar al bebé al considerarlo un ente extraño, y se pueda implantar y concebir sin problemas, y era eso lo que me estaba sucediendo.

Total, que lo que parecía una colitis, hoy mide 7.5 centímetros, ya tiene piernas, brazos, manos con sus cinco deditos en cada una, un hueso nasal, estómago y hasta vejiga, todo eso en menos de 10 centímetros de longitud, y roba energía como no tienen una idea.

Sin duda, la noticia de que vas a ser mamá te cambia la vida, sonríes todo el día pensando en cómo será, a quién se va a parecer, cómo será su rostro… empiezas a planificar y te das cuenta que ya te cambió la vida, que ahora tienes que echarle ganas por ti y por alguien más, sin importar cuántos desvelos o malestares te cueste el proceso.

Ya pasé el primer trimestre, los temidos tres meses en los que existe mayor riesgo de aborto, tuve un ligero sangrado marrón que me asustó mucho pero se detuvo con la administración de una dosis más fuerte de progesterona, aunque todos los días me preocupo por lograrlo durante el tiempo que falta: la misión es traerlo/a al mundo sano/a y salvo/a.

Los primeros tres meses estuve tomando ácido fólico, progesterona y otros refuerzos vitamínicos, que ahora se redujeron a dos pastillas, un multivitamínico para mujeres y otro especial para mamás que aporta más calcio del normal, y desde el comienzo me puse más sentimental, para bien y para mal.

Mis uñas se rompen con facilidad, pues todo el calcio está formando los huesos de mi bebé, las agruras y los ascos no me han abandonado –he vomitado dos veces en este tiempo, cosa que nunca hacía-, tengo más sueño que de costumbre y mis pechos están más sensibles, por lo que me duelen constantemente… aunque por el otro lado, mi cabello está creciendo, y todos me dicen que tengo un brillo especial en los ojos.

También es cierto eso de que se te agudiza el olfato: las primeras semanas podía identificar lo que cualquier persona dentro de mi alcance estaba comiendo sin siquiera verlo, no aguantaba el perfume de mi mamá; esto me ha provocado agudizar mi alergia y rinitis, por lo que todo el tiempo estoy congestionada.

Ni siquiera me ha crecido la panza, y ya siento que llevo una vida embarazada… los cambios han sido increíbles en mi cuerpo, y también en el del bebé, cada vez que vamos a consulta y lo vemos por ultrasonido cambia drásticamente a diferencia de la vez anterior, y eso hace que todo valga la pena.

Tengo 26 años y voy a ser mamá por primera vez… todavía no me lo puedo creer, mi mundo está volcado sobre este bebé que me hace muy feliz, ya me muero por conocerlo, tenerlo en mis brazos y sentir ese flechazo del que todos hablan al verlo. Gracias por acompañarme en esta aventura, que les estaré compartiendo semana a semana.

#Embarazo #2a #Maternidad

¿TIENES ALGUNA DENUNCIA O ALGO QUE CONTARNOS

EL MEDIO DE TODAS LAS VOCES

El Sie7e de Chiapas es editado diariamente en instalaciones propias. Número de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional de Derechos de Autor: 04-2008-052017585000-101. Número de Certificado de Licitud de Título y Certificado: 15128.

Calle 12 de Octubre, colonia Bienestar Social, entre México y Emiliano Zapata. C.P. 29077. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Tel.: (961) 121 3721 direccion@sie7edechiapas.com.mx

Queda prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de esta casa editorial y/o editores.

NAVEGA

¡SÍGUENOS!

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram
  • Spotify
  • Apple Podcasts
  • Soundcloud
  • LinkedIn

© 2020. DISEÑO WEB Y PRODUCCIÓN MULTIMEDIA   |  www.ideasdementes.com