• ALEJANDRA OROZCO

Música que cura el alma y el cuerpo


Tuxtla.- Todo está en silencio. Solo se escucha el ir y venir de las enfermeras, el ‘beep’ de algún aparato médico, el goteo de una solución salina, la tos de alguno de los enfermos, las teclas de un celular.

Los pasillos de los hospitales son espacios en silencio, en tensa calma, por lo que todos se sorprenden cuando de repente, se escucha un violín, un clarinete, la nota de un teclado, un acorde de guitarra: ¿de dónde viene esa música? Algunos, curiosos, se asoman al pasillo.

Es la musicoterapia, aplicación de la música y sus elementos con fines terapéuticos, que desde el año 2008 implementa el doctor David Sánchez Guillén en algunos hospitales del estado, y que está tomando fuerza gracias a las redes sociales, que comparten esta noble labor.

“Iniciamos hace ya más de 10 años, porque en los espacios hospitalarios hay silencio, tristeza, depresión, estrés, entonces pensamos: ‘por qué no ocupar esos espacios con música? Y así nació este proyecto”.

Desde entonces, han trabajado en conjunto con la Facultad de Música de la Unicach, que los apoya con alumnos y maestros para interpretar varias piezas, acuden casi semanalmente a entre cuatro y seis hospitales de la ciudad, algunos son más frecuentes, sobre todo el Gómez Maza y el Hospital de Especialidades Pediátricas, y próximamente iniciarán con esta labor en Tapachula.

Hasta ahora la respuesta ha sido increíble, desde una sonrisa hasta mejoras en la salud de los pacientes. “Las reacciones van desde una sonrisa hasta cambios de actitud, tanto en pacientes como entre el personal médico, además, algunos pacientes nos han comentado que disminuye el dolor, y es cierto, pues se liberan endorfinas que dan una sensación de plenitud”, dijo.

Carlos Díaz Cruz es papá de uno de los niños internados en el área de pediatría, llevan ocho días en el Gómez Maza, y desde que inició el recital hasta que terminó, lo disfrutaron en el pasillo. “Es para animar a los niños, esa música la escuchamos en la casa todos los días, escucharla aquí nos relaja, porque estamos muy estresados por el trabajo y por estar acá”, dijo.

Melesio Cameras es músico profesional, y acompaña al doctor Sánchez desde que inició el proyecto. “Pertenecer a este proyecto desde el inicio ha sido un parte aguas para mi vida, ver la sonrisa de las personas que escuchan, tanto pacientes como doctores, te deja un buen sabor de boca, te vas a tu casa sabiendo que hiciste una buena acción”, compartió.

Cada vez son más los músicos y los hospitales que colaboran en este tipo de terapia, que no traen más que beneficios a la salud y no solo de pacientes pediátricos, sino de todas las edades, bien dicen que la música sana el alma, y en este caso, también ayuda a sanar el cuerpo.

#Musica #Musicoterapia #2a

Entradas Recientes

Ver todo