• NOTIMEX

Dan más de 40 años de cárcel a dos curas por abuso sexual de niños sordos


Buenos Aires.- Sacerdotes argentinos fueron condenados hoy a más de 40 años de prisión por abuso sexual de menores de edad con sordera e hipoacusia que estudiaban en el Instituto Antonio Próvolo, en la central provincia de Mendoza, en la primera condena de este tipo en Argentina.

El cura Nicolás Bruno Corradi permanecerá 42 años en la prisión, mientras que el también sacerdote Horacio Hugo Corbacho Blanc pasará 45 años privado de su libertad, informó el medio local mdzol.

El total de 25 cargos incluye abuso sexual simple y gravemente ultrajante, así como el señalamiento por el acceso carnal agravado por estar encargados de la guarda y custodia de las víctimas.

También fueron juzgados por corrupción de menores y facilitación del abuso de las víctimas, como fue transmitido en la cuenta de Youtube del Servicio de Información Judicial de Mendoza.

Junto con ellos el antiguo jardinero del instituto, Armando Ramón Gómez, fue sentenciado a 18 años de prisión, y se consideraron atenuantes como la sordera del acusado y su analfabetismo.

El Instituto Provolo, con ramas en Italia y especializado en niños discapacitados, registró casos de abuso sexual a menores con sordera e hipoacusia desde 1950, pero los curas involucrados eran trasladados a otras sedes, como fue el caso de Corradi, de origen italiano, quien fue llevado a la Plata en 1970 para evitar un escándalo local.

En la Plata se denunciaron formalmente ocho casos de violación, por lo que el sacerdote Corradi y otros miembros del instituto fueron removidos a la institución con sede en Mendoza en el año 1988.

Ahí fue director hasta 2016, cuando lo detuvieron junto con Corbacho por las denuncias de los exalumnos que estaban internados en el lugar.

En la sede de Mendoza, al noroeste del territorio argentino, hay al menos 16 víctimas y 14 personas imputadas, informó La Nación.

El Diario Los Andes realizó en mayo de este año una serie documental en la que entrevistó a algunas de las personas que sufrieron abuso sexual. Las víctimas y sus padres narran algunas de las experiencias vividas en esta institución a cargo de los sacerdotes.

Mientras se dictaba sentencia algunas de las víctimas y sus acompañantes se reunieron para conocer el resultado de sus denuncias, la transmisión fue emitida con una traducción simultánea en lenguaje de señas para hacer accesible el contenido de la condena.

Por este mismo caso un antiguo monaguillo fue condenado a 10 años de prisión por colaborar en los abusos en 2018. De igual manera una de las monjas que trabajaban ahí fue condenada por participación primaria, corrupción de menores y abuso sexual después de entregarse en la ciudad de Buenos Aires.

#Curas #Abusosexual #2a

Entradas Recientes

Ver todo