• ALEJANDRA OROZCO

Alternativas en Chiapas ante los plásticos de un solo uso


Tuxtla.- Este 2020, la prohibición de plásticos de un solo uso en la capital del país se volvió una realidad, y está en vías de serlo en el resto de las entidades, por lo que va siendo hora de buscar alternativas para hacer frente a la ausencia de estos materiales.

Bolsas para el mandado

Por ejemplo, ante las bolsas de plástico en supermercados y mercados, están las bolsas ecoamigables que se pueden reutilizar, como las que elabora Karla Rabelo, ama de casa y emprendedora que quiso poner su granito de arena y comenzó a comercializar esta alternativa, a raíz de que las llevaba al súper y empezaron a preguntarle por ellas.

“Sirven para ir al súper, para poner la verdura, fruta, incluso puedes guardarlas en el refri tal cual o vaciarlas, luego puedes lavarlas y también llevarlas al mercado, en una ida al súper te ahorras hasta 20 bolsas de plástico”.

Karla considera que ebería haber mayor uso de este tipo de materiales, para que la gente haga conciencia y se difunda el daño que estamos haciendo; tenemos acceso a la información pero hay gente que de plano no lo sabe y está difícil llegar a ellos.

“Al principio cuesta trabajo acostumbrarte, como que se te olvidan, pero te haces la costumbre, las cargas en el carro o bolsa de mano para donde vayas, la gente te voltea a ver y pones el ejemplo, es más práctico descargar tus compras del carro”, señaló.

Desechables biodegradables

También está Tecs, empresa de Jesuael Mojica CastIllo, quien además de ofrecer una gama muy amplia de iluminación LED que logra la reducción de hasta 80 por ciento de gasto de energía garantizada en vivienda o negocio, maneja una línea de desechables no contaminantes.

“Los ecomateriales son el sustituto de los hidrocarburos, los bioplásticos son la alternativa para no usar productos que duran miles de años en degradarse, estos son diseñados para durar, ser flexibles, de moléculas rígidas y biodegradables, entre 90 y 300 días inicia su proceso de composta, manejamos los que están hechos a base de fécula de maíz, fibra de azúcar, paja de trigo y semilla de aguacate”.

Hay que diferenciar los términos, pues la degradación es la descomposición de un cuerpo en partículas más pequeñas, mientras que la biodegradación es la descomposición biológica de las partículas, cuando los microorganismos aprovechan esta masa para producir su propia energía y seguir un ciclo biológico, incluso muchos productos se han degradado en el agua o aire y los seguimos comiendo, respirando y bebiendo.

Este proceso no es una transición económica, aunque el precio de estos productos varía del 30 al 80 por ciento, pero los negocios, por ejemplo, no tienen conciencia de que esos 300 o 500 pesos mensuales son un cargo que cubre el cliente, no ellos, y no consideran que es un plus, que demuestra compromiso con la sociedad, el medio ambiente y el futuro, pues a largo plazo beneficia al inversor, y por supuesto al medio ambiente.

Platos y vasos de uso múltiple

Si a pesar de usar estos materiales lo que no quieres es generar más basura, la empresa Verde Fiesta es la alternativa, idea de Adriana Zenteno y Abel Burguete, quienes en fiestas familiares y de amigos veían el uso de desechables que generaban mucha basura y decidieron proponer una alternativa.

“Consiste en no usar plásticos de un solo uso, sino cambiarlos por trastes más durables que se pueden reusar al lavarlos: platos lisos, para pastel, con división, vasos para niños y adultos, cubiertos metálicos, jarras, charolas para botana, sin un mínimo hasta 200 personas o más”.

Es decir, un servicio de renta de recipientes con un costo de envío a domicilio o la posibilidad de ir por ellos, desde 5 pesos por persona el paquete con varios platitos, iniciativa que ha tenido buena aceptación de manera local y nacional, apenas están empezando.

“Estamos contentos por esta idea, traíamos la espinita de hacer algo como esposos y empezamos con las bolsas de súper, si bien hay otros estados con esta iniciativa, en Chiapas son los únicos, usamos trastes con durabilidad de cinco años, libres de desechables, mismos que lavamos con poca agua y jabón biodegradable”.

Productos de limpieza ecológicos

Protekto One es otro ejemplo de sustentabilidad. El ingeniero agrónomo Juan Miguel Gómez Utrilla fundó esta empresa chiapaneca que se dedica a la producción y comercialización de productos de limpieza ecológicos, considerando que Chiapas aporta más del 30 por ciento de agua dulce del país y está altamente contaminada.

“Manejamos productos multiusos para aseo de superficies, madera, azulejo, uno con citronela que aleja los insectos, una línea de jabones de manos y cuerpo que cuidan la piel, detergente para ropa, desengrasante de cocina, vidrios y trates en diferentes presentaciones”, mencionó.

Tienen envases de cinco, 10 y 20 litros, que son retornables y te hacen un descuento, ya que el envase vacío se reutiliza, disminuyendo la contaminación, hechos con base en ingredientes como coco, maíz y girasol como materia prima, además, son hipoalergénicos, con certificado eco friendly por la Unión Europea, libres de sustancias tóxicas cancerígenas, que en 28 días se degrada más del 80 por ciento.

La diferencia es que no contienen nonilfenol, formaldehídos, parabenos o triclosán, que dañan la salud y el medio ambiente, su planta de producción está en Berriozábal y distribuyen en Chiapas, el Estado de México, CDMX y Puebla.

#Plástico #MedioAmbiente #2a

Entradas Recientes

Ver todo