• RUBÉN PÉREZ

Compras de pánico “le pegan” más al que menos tiene


Tuxtla.-De acuerdo con el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en Chiapas, Arturo Marí Domínguez, las compras de pánico en las que han caído muchas familias chiapanecas por la contingencia del Covid-19, lo único que generan es el encarecimiento de varios productos básicos.

En entrevista, comentó que esa reacción, fundada por el miedo a quedarse sin alimentos u otro tipo de insumo, no es bueno para nadie, pues solo genera un desequilibrio en el abasto y son los que ganan menos quienes al final se podrían quedar sin alimentos, “puesto que no les alcanzaría su salario para comprar lo básico”.

De hecho, mencionó que ante esta situación muchos empresarios han aplicado la ley de la oferta y la demanda, pues al haber escasez del producto le han ido incrementando los precios, lamentablemente algunos han abusado de esa situación.

Además, destacó que “tal vez el propio empresario no quiere elevar los precios pero la Ley de la Oferta y la Demanda le obliga a tener este equilibrio, pero eso lo está dictando el mercado”.

Ante esa situación, señaló, son los propios compradores quienes provocan que los precios se eleven “porque estamos y en ese caso creo que debemos ser conscientes, comprar lo que vamos utilizar en la quincena o tres semanas que es lo que puede durar la contingencia más grave y que es el tiempo que podríamos permanecer en nuestras casas”.

Marí Domínguez hizo un llamado a los abarroteros chiapanecos a no especular con los precios, sino a pegarse a las circunstancia de la contingencia para que no resulten afectados quienes menos tienen. “Quienes pertenecen al CCE nos han informado que tienen inventario suficiente para atender; y se les ha recomendado no incrementar los precios sin que exista una razón de mercado”.

Entre los ejemplos de la alza de precios se encuentra, dijo, el gel antibacterial y los cubrebocas, que son productos que se vendieron en gran cantidad; ahora haz escasez y en algunos casos se incrementaron sus precios considerablemente.

Además, expuso que el huevo ha sido unos de los productos que más incremento sufrió en su precio en la última semana por este fenómeno; previo a la contingencia se podía comprar entre los 50 y 60 pesos, sin embargo durante el fin de semana muchos consumidores alertaron que el cono se incrementó hasta los ochenta pesos. “El kilogramo de azúcar pasó de 14 pesos a 25 pesos; el atún enlatado de 14 pasó a 17 cada unidad, la leche embotellada también tuvo un incrementó leve y en esa tendencia se han incluido las frutas y las verduras, incluso los productos de limpieza también sufrieron un incremento en el precio”.

#Comprasdepánico #2a