• RUBÉN PÉREZ

Aún existe “enorme brecha” laboral entre hombres y mujeres

Tuxtla.- Aunque el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) afirme que la tasa de participación económica de la mujer creció, entre el 2010 y 2020, alrededor de 15.7 por ciento, es decir pasó de 33.3% a 49.0%, algunos expertos opinan que aún existen diferencias “abismales” comparado con los varones.


La misma fuente afirma que las mujeres son propietarias de un tercio (36.6%) de los establecimientos micro, pequeños y medianos de manufacturas, comercio y servicios privados no financieros (Mipymes), y ocupan 24.7% del personal en este tipo de empresas.

Al respecto, Jorge López Arévalo, catedrático de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Chiapas (Unach), siempre ha existido un regazo en la incorporación de la mujer al mercado laboral, “se puede decir que ellas participan en menor porcentaje que los hombres”.

Aseveró que, en el caso de Chiapas, es aún peor, lo que tiene que ver con el grado de desarrollo relativo; “apenas tres de cada diez mujeres están ocupadas; en cambio, los varones, se ubican a la inversa, pues se habla de siete de cada diez”.

De hecho, apuntó que, en sociedades más avanzadas, la injerencia del sector femenino en el contexto de trabajo alcanza el 50% o un poco más, cuando a nivel nacional, insistió, cuatro de cada decena de damas son ocupadas en materia laboral.

El economista afirmó que, a esto se le suma, que muchos de los empleos que se generan en la entidad chiapaneca están precarizados, lo que ha conllevado a que las tres cuartas partes de la población se mantenga en la tasa de informalidad, lo que también afecta a las mujeres.

Remató: “A mayor rezago en el país, mayor trabajo doméstico, lo que es una característica de Chiapas; aún no se tiene el desarrollo deseado, y creo que será complicado alcanzarlo”.