• ALEJANDRA OROZCO

A 61 años de la conquista del Sumidero

Tuxtla.- El 8 de abril de 1960, ocho jóvenes intrépidos decidieron lograr lo que nadie había conseguido: conquistar el imponente Cañón del Sumidero, y lo lograron, por primera vez.



Uno de esos jóvenes, que conformaron el grupo conocido como Pañuelo Rojo, es don Martín Pérez Chamé, quien hoy a sus 84 años de edad, lo recuerda todo como si hubiera sido ayer.


“El grupo se formó de ocho personas, nos llevó ocho meses de entrenamiento, nadando todo el río, nos íbamos a Acala a tirarnos allá en el río y venir a salir aquí a Chiapa de Corzo”, nos cuenta quien fue tercer jefe de ese grupo, hace ya 61 años.


La travesía comenzó el el 31 de marzo, cuando salieron de casa de su compañero Rodulfo Castillejos a las 6 de la mañana, primero pasaron a la iglesia de Guadalupe a escuchar misa y de ahí partieron a Cahuaré, donde los esperaban familiares y amigos para despedirlos, ahí tomaron una lancha acompañados de un pequeño grupo, incluido un locutor.



“Nos fuimos río abajo hasta un paraje que se llama La Ceiba, ahí era navegable todavía el río, ahí desembarcamos, nos despedimos de los locutores y todo y ya, ellos regresan y nosotros nos enfilamos al Cañón”, recordó.


Antes, muchos expedicionarios ya lo habían intentado, pero no habían logrado hacer la travesía aunque iban mejor equipados, fue por ello que los hermanos Castillejos empezaron con la iniciativa, a la que se sumaron varios jóvenes.


Don Martín recuerda que entrenaban de 5 a 7 de la mañana porque todos trabajaban, y así fue disminuyendo el grupo hasta que quedaron solo ocho, quienes hicieron el reconocimiento de la zona donde había piedras grandes, los domingos eran ir al Cañón a seguirse preparando.


Tocaron muchas puertas para pedir apoyo, y al final los apoyó el gobierno de don Samuel León Brindis y empresarios, después de que otros los tacharon de “muchachitos locos” por querer internarlo.


“Con el dinero que nos dio el gobernador nos fuimos a la Ciudad de México a comprar cable, tela para nuestros uniformes, una balsa, y nos preparamos para la fecha de salida”, recordó.


La travesía no fue nada fácil: había muchas partes difíciles, como la Gran Curva, que es donde está uno de los miradores, ese quizá fue el punto más difícil de atravesar.


“Perdimos dos días ahí, porque nosotros íbamos sobre la margen izquierda del río y nos topamos con que estaba bastante ancho el río, y más allá abajo habían unos rápidos, y qué hacemos”, se preguntaron.


Uno de ellos, El Chato, era buen nadador, por lo que se tiró río arriba amarrado con un mecate, luego ataron un cable al otro extremo y así pasaron uno por uno, con sus mochilas y la balsa, después tuvieron que quitar el cable, sin saber cómo iban a regresar.


Recuerda que un día antes de lograr la conquista, el 7 de abril, se encontraban en El Chuti, un arroyo que venía del cerro, donde pernoctaron para salir entre 7 y 8 de la mañana siguiente, donde el río ya era navegable.


Antes de su salida, un habitante de Chicoasén llegó en canoa a decirles que en la orilla los estaba esperando el gobernador con gente, cerveza y mucha alegría, para celebrar ese glorioso 8 de abril.



“Yo nunca pensé que tanta alegría iba a haber, tanto alboroto porque habíamos logrado cruzar el Cañón, estaban todas las calles adornadas con pañuelos rojos, con globos, palmeras de coco, marimbas por acá y por allá”.


Hasta se acuerda que el gobernador se quitó los zapatos, pasó la playa y los felicitó por su hazaña; de ahí se los llevó a desayunar, la gente les golpeaba el carro para que se bajaran en Chiapa de Corzo y los felicitaran, eran héroes.


“Me siento muy contento, nos dicen ustedes son héroes, y no, pero sí me siento contento y feliz de haber logrado la hazaña del Cañón del Sumidero”, nos dice don Martín.


De los ocho exploradores, quedan vivos tres, quienes han recibido diversos reconocimientos a lo largo de su vida y pasaron a la historia de Chiapas, como los primeros en conquistar el imponente Cañón que le da imagen a nuestro escudo hace 61 años, con su pañuelo rojo sobre el cuello.

¿TIENES ALGUNA DENUNCIA O ALGO QUE CONTARNOS

EL MEDIO DE TODAS LAS VOCES

El Sie7e de Chiapas es editado diariamente en instalaciones propias. Número de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional de Derechos de Autor: 04-2008-052017585000-101. Número de Certificado de Licitud de Título y Certificado: 15128.

Calle 12 de Octubre, colonia Bienestar Social, entre México y Emiliano Zapata. C.P. 29077. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Tel.: (961) 121 3721 direccion@sie7edechiapas.com.mx

Queda prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de esta casa editorial y/o editores.

NAVEGA

¡SÍGUENOS!

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram
  • Spotify
  • Apple Podcasts
  • Soundcloud
  • LinkedIn

© 2020. DISEÑO WEB Y PRODUCCIÓN MULTIMEDIA   |  www.ideasdementes.com