• ALEJANDRA OROZCO

Adultos mayores deben vacunarse contra COVID-19

Tuxtla.- Desde hace unas dos semanas, comenzó el registro de las personas de la tercera edad para recibir la vacuna contra el COVID-19, sin embargo, este sector de la población se encuentra preocupado y con miedo a inmunizarse, por los rumores que circulan.



En primera instancia, la geriatra Anamaría Rosales Vargas, enfatizó que estamos en una fase distinta de la pandemia, la vacunación, que nos llena de esperanza porque a pesar de que ha habido grandes esfuerzos de la comunidad científica, no existe un medicamento con el 100 por ciento de efectividad contra la enfermedad.


“La vacuna en sí es un tratamiento para prevenir la infección, a lo largo de la historia hemos vivido diferentes pandemias que han dejado muertes, secuelas, y se han controlado precisamente con vacunas, así como la desinformación y miedo alrededor de la vacuna se combaten con información certera”, dijo.


Recientemente han surgido múltiples hipótesis sin sustento científico, que restan credibilidad a esta estrategia, la única que dará más seguridad para salir de esta enfermedad, que ha causado muchísimos decesos y pérdidas.


Como ejemplo, citó al país de Israel, que tiene un sistema avanzado de vacunación y lleva el 90 por ciento de su población adulta mayor vacunada, esto ha dado como resultado menos contagios y hospitalizados, lo que es una buena noticia porque quiere decir que la vacunación sí es capaz de controlar estos efectos.


“Los adultos mayores tienen ocho veces más riesgo de tener complicaciones asociadas a covid, entre ellas la muerte, entonces tener una herramienta que lo prevenga es muy importante”, señaló.


Asimismo, descartó esos mitos de que la vacuna tiene un chip para rastrearnos, que provoca covid, o que si ya nos dio no tenemos que vacunarnos, así como señaló por experiencia propia que es confiable y segura.


“Para que salga una vacuna tiene que estar aprobada a través de diferentes fases químicas con metodología científica, preparadas y autorizadas por organizaciones internacionales y nacionales con rigurosidad científica y fundamento para poderse aplicar”, señaló.


Actualmente existen cuatro metodologías, la de ARN o ADN viral, que es histórica por llevar ARN mensajero (como la Pfizer y la Moderna), que por primera vez usan tecnología genética para introducir una señal y que nuestros linfocitos generen anticuerpos sin haberse expuesto al virus.


Otra metodología que se está utilizando es la de los virus vivos atenuados, o la del vector viral, como la Cancino de origen chino o la Sputnik 5 de Rusia, que trata de aplicar cierto material genético de Sars-Cov-2 a otro virus, lo que es suficiente para generar una respuesta inmune.


Aparte, hay otra que inyecta pequeñas propiedades proteicas del virus para generar inmunidad; todas ellas son mayores al 90 por ciento de efectividad, avaladas científicamente, autorizadas por instituciones médicas o de salud tanto nacionales como mundiales, de lo contrario, no se permitiría llevarlas al mercado, pues podrían ir en contra de nuestra salud.


Cabe mencionar que a lo largo de la historia de la medicina, desde que empezaron los fármacos se han reportado reacciones adversas a cualquier medicamento, incluyendo aquellos que se ponen la etiqueta de naturistas, porque no dejan de ser sustancias que tienen ciertos receptores a nivel del cuerpo humano y generan reacciones.


“Existen reacciones adversas a fármacos, sí, existen múltiples reacciones adversas a fármacos, existen reacciones adversas a la vacuna, también, sin embargo las contraindicaciones para aplicar la vacuna son muy claras”, señaló.


La principal es haber tenido en nuestra historia una reacción anafiláctica o alérgica grave a cualquier inmunización, porcentaje de población muy pequeño, a pesar de que todos hemos recibido un esquema de vacunación desde hace 30 años.



“Existen algunas reacciones asociadas a la vacunación, sí, como en cualquier otra, que puede ser dolor en el sitio de aplicación, sensación de malestar general, incluso hay gente que ha reportado febrícula, pero esto es cuadros que no duran más de 48 horas y que se autolimitan, y no son realmente una contraindicación para la aplicación de la vacuna”.


Si no nos vacunamos lo suficiente, nuestra vida no va a poder retornar a lo que estamos acostumbrados, nos quejamos del encierro y la única forma de protegernos de manera efectiva es la vacuna, por lo que debemos aplicárnosla.


“Recordemos que la estrategia de vacunación contempla primero al personal de salud, luego a los adultos más vulnerables que son los mayores de 80 años, las estadísticas de mortalidad nacional arrojan que tienen 230 por ciento mayor probabilidad de enfermar gravemente o fallecer, y por eso a ellos se priorizará”.


Recordemos que ningún país, aún los desarrollados, tiene la capacidad de vacunar de la noche a la mañana a toda su población; finalmente, recordó que desde hace dos semanas comenzó el registro del Insabi en la plataforma www.mivacuna.gob.mx, por lo que pidió apoyar a nuestros adultos para hacerlo, así como responder a las llamadas de esta institución.

Entradas Recientes

Ver todo