• Redacción

¿Ahora sí hay violencia contra migrantes?


La Guardia Nacional volvió a contener por la fuerza a caravana migrante que quiere llegara a Tapachula para de ahí seguir con el viaje al sueño americano.

A los migrantes los contuvo ese muro humano compuesto por militares que forman la Guardia Nacional, quienes en esta semana utilizaron los recursos de la fuerza física, de la fuerza que impone en los países centroamericanos mirar militares en contextos que recuerdan las guerras civiles apenas pasadas; con la fuerza del sonido que remite a batallas. Cientos de migrantes nuevamente lo intentaron, y nuevamente fueron detenidos. Cruzaron durante las primeras horas del jueves, el río Suchiate,  ya no solo de migrantes de Honduras, sino de El Salvador y Guatemala.

En esta ocasión la Guardia Nacional no los detuvo al momento, de hecho, pocos uniformados había en ese momento en la rivera de ese rio que divide México de Guatemala. Busco, como estrategia de guerra, un mejor lugar para la batalla. Es duro verlos en las imágenes todo lo que ellos han aguantando por el sueño americano. Los niños esta sufriendo, sobre todo ellos.Durante unas 10 horas, caminando y tomando algunos descansos, en medio de una temperatura de más de 30 grados, mantuvieron su ruta. Poco antes de las cinco de la tarde, sobre la carretera, cientos de la GN y agentes del INM les cerraron el paso, al colocarse de frente a los migrantes. El muro de uniformados usó entonces su fuerza, lanzaban gritos, formaron una barrera humana que fue empujando a los migrantes.

Los migrantes prácticamente les imploraron que les dejaran pasar, les dijeron que se detuviera, que querían paz, que había niños, que no querian quedarse en México ni ser regresados a sus países.

Sin embargo, los uniformados les lanzaron gases lacrimógenosdirecto a la cara, contra aquellos que intentaron resistirse y, poco a poco, empujándolos con fuerza, los obligaron a subir a autobuses para llevarlos a estaciones migratorias.

Algunos, muy pocos jóvenes, lograron escapar internándose en terrenos cercanos. Ante esta acción de la Guardia Nacional, de inmediato se hizo presente.


La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó todo acto de violencia contra la integridad de las personas migrantes del río Suchiate, Tapachula, por lo que exhortó a las autoridades de Seguridad Pública Federal, Estatal y Municipal, y de forma especial a la Guardia Nacional, evitar hechos violatorios de derechos humanos.

La Comisión recabó quejas correspondientes para realizar las investigaciones respectivas y se deslinden las responsabilidades a que haya lugar tras los hechos suscitados el 20 de enero, en la frontera de México con Guatemala. El Instituto Nacional de Migración (INM) debe implementar los mecanismos necesarios que garanticen su seguridad, protección y cuidado,  mediante un proceso de registro de ingreso ordenado y adecuado a territorio mexicano y, en su caso, se les brinde la atención que requieran, considerando su situación de vulnerabilidad.

Entradas Recientes

Ver todo