top of page
  • AFP

Ahora si preocupa el rezago educativo en México por la pandemia


Para ser honesta, ayer fue la primera vez que leí lo siguiente: “Piden acelerar el regreso a las clases en México ante el gran rezago”. Normalmente y se entiende que es por la pandemia, lo que todos querían era todo menos regresar a clases por temor al contagio. Aunque a decir verdad, después de volver de las vacaciones de semana santa, un estimado porcentaje del pueblo mexicano dejo en claro que ya pueden regresar a clases, porque si fueron a las playas y/o lugares concurridos podrían regresar a clases presenciales. Pero con bases a las necesidades de la educación, hoy leemos a la Unicef, que pide el regreso a clases lo más pronto posible. El llamado fue para acelerar la reanudación de clases presenciales para frenar el rezago educativo de niñas, niños y adolescentes, pues la pandemia ha provocado la deserción escolar de al menos 5 millones de alumnos en México. Realmente es una situación critica para la educación, será también una dura tarea para el regreso a clases. Para entender un poquito esta situación partamos desde el principio; ya que los cierres de las escuelas obligados por la pandemia y la apuesta de la educación en línea han conllevado grandes afectaciones en la población infantil y adolescente porque está restringiendo el desarrollo cognitivo en ese grupo poblacional. Además, el uso excesivo de pantallas ha disminuido la actividad física, aumentado la irritabilidad, y exacerbado la falta de concentración y, en el caso de los adolescentes, se están viendo afectadas sus relaciones interpersonales. Nosotros como padres sabes que esta situación es real, lo estamos viviendo a diario en nuestras casas con nuestros hijos. Vamos a los números que son los que preocupa porque un millón de niños, niñas y adolescentes en México no concluyeron el ciclo escolar 2019-2020, mientras que más de cinco millones no se inscribieron al siguiente ciclo escolar. A esta situación critica de la pandemia en la economía, sumemos que niños y niñas se han dedicado a trabajar para apoyar a sus familias, hay un porcentaje de los infantes que ya se dedicaban al trabajo informal pero ahora se sumaron otro buen porcentaje, abandonando así sus estudios. Astrid Hollander, jefa de educación de Unicef México, resaltó que la pandemia ha agudizado la crisis de aprendizaje que ya se vivía en el país. “Casi el 80 % de las niñas y niños no alcanzaban los aprendizajes esperados mínimos en las áreas de comprensión, lectura y matemáticas”, afirmó. Detalló que el cierre de escuelas, aunado a la falta de medios que algunos pequeños tuvieron para acceder a la educación a distancia, orilló al abandono y cada día que pasa aumenta el riesgo de rezago educativo y el aumento de las desigualdades de aprendizajes. Se estima que 40% de los estudiantes no pudieron conectarse a sus clases en línea, mientras que 20% perdió todo contacto con sus maestros y eso llevó al abandono.

Esta situación también la sabemos, como padres sabemos si nuestros hijos pudieron estar en las clases en linea, si realmente cumplían con sus tareas o éramos nosotros como padres que la hacíamos o sencillamente abandonaron la escuela. Sin necesidad de un examen de diagnostico sabemos como están nuestros hijos, y eso es lo que uno como padres nos preocupa pero muchos más les da igual. El regreso a clases la ignoramos pero la Secretaría de Educación Pública (SEP) ha señalado que la apertura de escuelas dependerá de las disposiciones sanitarias federales, que contempla un semáforo de riesgo epidémico que debe estar en verde para la reapertura de escuelas. Como sabemos, Chiapas se mantiene en semáforo verde pero hasta el momento las autoridades estatales han dicho que habrá regreso hasta que los todos los docentes se encuentren vacunados y eso es lo que se mantiene en la espera.

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page