• AGENCIAS

Al menos tres muertos y más de 24.700 afectados por un fuerte sismo en Guatemala

Ciudad de Guatemala.- Un sismo de magnitud 6.2 grados sacudió la madrugada de este miércoles el territorio guatemalteco provocando daños menores y algunos derrumbes en carreteras. En una actualización, las autoridades confirmaron la muerte de tres personas, al momento, por afectaciones cardiacas tras el temblor.



En un principio se tenía conocimiento del fallecimiento de una mujer de 50 años por un paro cardiaco,tras el temblor.


El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por su sigla en inglés) informó que el temblor tuvo su epicentro en Nueva Concepción, un municipio del departamento de Escuintla -en la región sur central de Guatemala- y registró una profundidad de 83.6 kilómetros.


Según la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres el sismo pudo sentirse en el sur de México, en 18 de los 22 departamentos de Guatemala y hasta en El Salvador. La institución dijo que se registraron 21 incidentes, entre ellos derrumbes y grietas estructurales.



EL RECUENTO DE LOS DAÑOS

El portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), Rodolfo Flores, explicó que los informe preliminares dan cuenta de 24.790 personas afectadas por el fuerte temblor.


Comentó que hasta ahora se contabilizan 21 incidentes en 11 municipios de 6 de los 22 departamentos que tiene el país centroamericano, además de 12 carreteras, 2 edificios y 2 viviendas afectadas.


Flores dijo que las autoridades de protección civil continúan con las evaluaciones a nivel nacional para detallar los daños causados por el sismo, uno de los más fuertes en los últimos años en Guatemala.


El fuerte movimiento de tierra también fue sensible en territorio salvadoreño y mexicano.


Guatemala es un país altamente sísmico y la población aún recuerda el gran terremoto que el 4 de febrero de 1976 azotó el país centroamericano.


Ese terremoto, con una magnitud de 7,5 en la escala Richter, ocurrió también de madrugada y tuvo su epicentro en el departamento caribeño de Izabal.


De acuerdo con recuentos oficiales, destruyó las tres terceras partes del país, provocó más de 23.000 muertos, 76.000 heridos y dejó mas de un millón de damnificados.