top of page
  • ALEJANDRA OROZCO

Alicia, una chiapaneca multifacética

Tuxtla.- Alicia Pinto es originaria de Tuxtla Gutiérrez, siempre ha vivido aquí, aunque por temporadas se va a la Ciudad de México a ver a su mamá, tiene 24 años y es una soñadora, se considera multifacética y esto comenzó desde la pandemia, que para todos fue un antes y un después, y un gran cambio tecnológico, a raíz del cual comenzó a emprender en diversos ámbitos, combinando este espíritu con su maternidad y encontrar su propio camino.


Recuerda que tuvo una infancia bastante solitaria, era muy tímida, callada y reservada, le costaba mucho socializar, ahorita ya agarró su personalidad conforme fue creciendo, era muy buena estudiante, pero le costaba hacer amigos, en la secundaria, siempre tuvo el gusto por la moda, tener su estilo peculiar, era bastante percibida por vestirse distinto, pintarse el pelo de colores, era su etapa rebelde, la vivió y la disfrutó, en la prepa fue distinto, ya era más abierta, estudió en un Cobach y el hecho de cambiarse de salón, fue la etapa donde más se desenvolvió, pero nunca le han gustado las instituciones.


“Me encanta la educación y estoy a favor de que todos estudiemos porque es para cultivar nuestra inteligencia que es poder, pero he sido más de cursos, leer libros, desde la secundaria quería ser muchas cosas, no quería tomar un área en la prepa por si después me cambiaba, estar confundida no te hace menos preparada ni mala persona, es cosa de fuerza de voluntad, la disciplina viene de uno, ya en la prepa me enfoqué a la moda, dejé la prepa, me fui de casa a los 16 años porque quería independizarme, me fui con mi novio actual a viajar por Chiapas, formalice mi relación, nos hicimos padres; fue un shock de la vida despertar, ponerte muy mal y que te digan que vas a tener a tu hijo, me hice madre a los 17 años, de la noche a la mañana y me la fleté con mi responsabilidad”, dijo.

Actualmente, su hijo tiene ocho años y es su maestro de vida, paró unos cinco años para enfocarse a su hijo, concibieron otro hijo, con su pareja se quieren mucho, es su mejor amigo, su compañero y su apoyo en todas sus locuras, en 2020 el más pequeño tenía dos años, ya comía solo y dijo: hay que hacer algo, luego vino la pandemia, ella siendo madre de dos hijos, su chico iniciando con su negocio, así empezaron las ventas en internet, se metió en eso, a vender ropa de segunda mano, desde cero, iba a la paca temprano, a conocer proveedores, leer sobre moda, que siempre le había gustado por su particular forma de ser, y quise tener una tienda chida, a su gusto y semejanza.


“Siempre he encontrado la ropa de paca muy cool, más fashion, nunca he comprado en Shein, la industria textil es la segunda que más contamina en el mundo, tenía mi presupuesto y empecé con mi primer proyecto, Toxic, hacía en vivos en Facebook ofreciendo la ropa, me fue muy bien, me encantó, me empecé a meter a bazares, compraba, lavaba y ofrecía, pero eso no me llenaba, la empecé a intervenir, fueron pequeñas colecciones, mis hijos van creciendo y me dejan hacer más cosas, ahí me las fui arreglando… el proyecto sigue, es mi mano derecha porque me abrió las puertas al mundo, estamos como @toxic.mx_”, señaló.

Cuando ya tenía ese nicho bien dominado, quería más, iba demasiado a bazares, hasta 2022, algunos no le gustaban y pensó que podía hacer bazares muy chidos, tenía la inquietud de formar un colectivo y tenía una amiga, Mariana Santiago que es artista visual, hicieron clic y empezaron a armar proyectos, a sacar la casa por la ventana, con pasarelas de modas, el primero fue en San Cristóbal, ella gestionaba la música, los performance, los influencers, y su amiga la marcas y relaciones públicas, eran muy jóvenes en su proyecto y ahí nació Colectiva Ácida, todo muy bien, todo muy hermoso, estuvo muy bien, todos vendieron, pues la intención era crear un espacio para eso, porque los emprendedores tienen familias, ella comprende mucho esa parte, los gastos, de no ser así, no estuvieran vendiendo.

“Aparte que te encuentras productos maravillosos, gente que hace jabones, ropa, diseñadores, el mensaje es, vayan y consuman productos locales para ayudar a las familias chiapanecas, yo comencé por un sueño, y quiero vivirlo, era un sacrificio pero decía va, porque se le da espacio a toda la gente, pagar la renta del espacio, de ahí hicimos uno en un campo de gotcha: Acid Christmas Bazar, estuvo muy bonito, se llenó, el line up estuvo chido, todos vendieron, fluyeron muy bien, con esa aceptación nos fuimos moviendo, nos movimos al local de una amiga por el parque de la marimba y armamos el Girl Power Bazar, de puras mujeres con conceptos únicos, se sentía la vibra de que nos podíamos apoyar entre todas y entre mujeres ya no está ese concepto de tirarnos”, comentó.


Después abrió su tienda, su primera experiencia en un local, de la que aprendió muchísimo, hace poco cerró porque era mucho trabajo, ya de ahí participaba en bazares continuos cada fin de semana para todo público, estaba muy cool pero quería seguir estudiando, necesitaba terminar sus estudios, egresar, sí le gusta la escuela pero no las instituciones a las que iba, todo el tiempo está pensando, le dolía la cabeza de estar encerrada en la escuela, después de ser mamá lo intentó pero no pudo, en línea sacó la prepa, después hizo más proyectos.

“A mitad de 2022 me empecé a relacionar con artistas y me encanta la artisteada, siempre me ha gustado la música, estudié canto y cello, lo aproveché y me gustó mucho, solté el proyecto de Colectiva Ácida, disfruté unos meses, para aprender, leer, conocer personas y conocí a Lore, la admiro muchísimo, aparte del proyecto de DJ tiene muchas cosas, ella me invitó a su proyecto, quería un cambio de cero, que no me topen ni me conozcan, hacer algo nuevo, me gusta mucho Daft Punk, Marshmello, en electrónica hay muchos DJs que tienen máscara, separar la parte artística de lo personal, yo me considero un gato, por mi personalidad, sociable y antisocial, me dejo llevar por las vibras, soy de las personas que escucho, me gusta más que hablar, esas son mis inseguridades, que las personas no tienen interés en escucharme”.


Y así es como lleva cuatro meses con la música, como Bad Mishi, que nació hace un año, aterrizando sus conceptos, su personalidad a la que le dio ese enfoque musical, eso era lo que necesitaba, entró al colectivo, es una DJ hardcore, subida de tono, toca hard techno, acid techno, dark techno, techno house y sigue experimentando, aprendiendo más géneros, porque hay infinidad de géneros, la música es increíble, su mamá trabajaba en una tienda de instrumentos y siempre tuvo esa cercanía, le gustó mucho, todo el tiempo está escuchando música, dice que antes de aprender a tocar debes tener tu carpeta, tu lista de reproducción, la encuentras como @dj_badmishi, bad por mala, mishi porque cuando los gatos vienen de Europa les decían mishi y eso le encanta, es orgullosamente chiapaneca, Bad Mishi es una DJ sadomasoquista, con vestuario de látex, lo opuesto a ella, es todo un personaje.


“En los próximos cinco años espero llegar con vida, y lo que esté haciendo, que me haga feliz, estoy buscando la estabilidad de lo que me haga sentir bien, disfrutar los procesos, todas las lecciones del pasado me están sirviendo y ser mamá también, a las mamás jóvenes como yo, les diría que a veces somos señaladas, te dicen que falta vivir, que no viajaste… si supieran que viajo con mis hijos, que es más chido todavía, que te digan que parece tu hermano, pero el niño ya está ahí, en vez de señalar mejor ayudar a evolucionar, una ayuda para una mamá joven es tiempo de calidad, porque te encierras en tu casa, necesitan de tu atención, son maravillosos los niños”, señaló.

Actualmente, Alicia tiene su tienda de ropa, modelo de artes con la universidad, un negocio de comidas los fines de semana que encuentras como @laavenida_mx y ofrece taquitos de canasta, street food con grafiti, pues siempre trata de darle conceptos a sus proyectos, es DJ; por eso nos invita a que emprendamos, es muy bonito lograr eso que tienes en mente, cuando trabajaba con mascotas pensaba que de ahí no iba a pasar, estaba muy deprimida en sus sueños, pero a final de cuentas el poder que le das a tus cosas eres tú, nadie más las va a hacer como tú, invita a organizarse bien y darle fuerza a las palabras, con actitud más que nada.

15 visualizaciones

Comments


Banner GOB.jpg
Cambio climático 950x125 copy.png
bottom of page