• Redacción

Ambientalistas, profesión que peligran


Sin duda, que ser ambientalistas es una profesión riesgosa en México y en particular en Chiapas. México es un país rico en biodiversidad y recursos naturales, los cuales se ven amenazados de manera sistemática por el avance de distintas industrias, como la minera o la forestal, además de los intereses del narcotráfico, los cuales dictan qué plantas producen ciertas comunidades. El único contrapeso frente al desinterés o la complicidad de las autoridades es el activismo civil. Sin embargo, está se ha vuelto una peligrosa actividad, la cual ha cobrado las vidas de muchas personas.

Y es que prácticamente están vulnerables al trabajar en el campo, en regiones aisladas y marginadas. Los ambientalistas tratan de poner orden al uso de los recursos naturales, eso enfrenta a muchos intereses económicos y políticos.Así que esas personas que trabajan en estos temas de manejo de recursos naturales y sustentabilidad ambiental, están permanentemente en riesgo. Precisamente acá en Chiapas ha sucedido acciones desafortunados. Por ejemplo, En San Cristóbal de Las Casas, la empresa Bienes Raíces La Moraleja, responsable de la construcción del Fraccionamiento La Moraleja, ve comprometidos sus intereses económicos ante la defensa del bosque, el agua y la vida que realiza el movimiento socioambiental de la Colonia Maya, por lo cual el sistema de procuración de justicia dictamina y mantiene vigentes órdenes de aprehensión que criminalizan y judicializan a sus integrantes. Por ello, la libertad de sus defensoras y cuatro defensores está en riesgo, así como la integridad y seguridad de vecinas y vecinos que mantienen la resistencia no violenta ecológica en la apuestan por el Lekil Kuxlejal (Vida Digna) de los pueblos. El Centro de Derechos Humanos Frayba, señala que el 7 de septiembre de 2012, autoridades municipales autorizaron el cambio de uso de suelo de una zona contemplada como conservación ecológica, en el sur de la ciudad de San Cristóbal, autorizando la construcción del Fraccionamiento La Moraleja, propiedad del señor Juan Oscar Liévano Narváez; el proyecto contemplaba edificar 200 casas en un terreno de bosque de encino, en una superficie total de cinco hectáreas. Quienes no tienen la profesión pero buscan resguardar el medio ambiente, son los mismos campesinos;

En el municipio de Acacoyagua, los campesinos se oponen a 21 concesiones mineras, el municipio se encuentra en la Sierra Madre, donde viven 17,000 personas rodeadas por las reservas de la biósfera La Encrucijada y El Triunfo, en la región conocida como el Soconusco. Están en juego 51, 000 hectáreas donde el exgobierno de MVC otorgó la concesión a 21 mineras para la extracción de titanio a pesar de localizarse en una reserva de la biosfera que buscaba proteger el bosque de niebla que ahí se encuentra. En fin, ha sido lucha imparable. En el 2017, El movimiento en contra de la minería logró que en agosto de este año las autoridades de Acocayagua aceptaran firmar un documento declarando libre de minería el municipio hasta el 2018. Así que hasta ahora, faltaría esperara las acciones que se vendrán para todos los casos en Chiapas.

¿TIENES ALGUNA DENUNCIA O ALGO QUE CONTARNOS

EL MEDIO DE TODAS LAS VOCES

El Sie7e de Chiapas es editado diariamente en instalaciones propias. Número de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional de Derechos de Autor: 04-2008-052017585000-101. Número de Certificado de Licitud de Título y Certificado: 15128.

Calle 12 de Octubre, colonia Bienestar Social, entre México y Emiliano Zapata. C.P. 29077. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Tel.: (961) 121 3721 direccion@sie7edechiapas.com.mx

Queda prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de esta casa editorial y/o editores.

NAVEGA

¡SÍGUENOS!

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

© 2020. DISEÑO WEB Y PRODUCCIÓN MULTIMEDIA   |  www.ideasdementes.com