top of page
  • RUBÉN PÉREZ

Antropólogos y arqueólogos tienen más campo laboral ante alza de desapariciones forzadas

Tuxtla.- El aumento en todo el país de casos de desapariciones forzadas, homicidios, feminicidios y secuestros han propiciado que, en los últimos tiempos, se abrieran más espacios en el campo laboral que deben ser aprovechados, sin duda, por los estudiantes de carreras afines como la antropología física y la arqueología, manifestó Joel Olvera, antropólogo físico especializado en el tema forense.


Aclaró que, de hecho, ha crecido el interés de las nuevas generaciones por estudiar y reforzar sus conocimientos en este tema, pues cada vez es más común hablar de fosas clandestinas en entidades como Veracruz, Guerrero, entre otros.

El integrante del Centro Diocesano para los Derechos Humanos “Fray Juan de Larios”, ubicado en Saltillo, Coahuila, explicó que toda investigación parte de las investigaciones oficiales, es decir desde las fiscalías o comisiones de búsqueda, sin embargo, comentó que siempre es importante la opinión de expertos independientes o externos.

Para él, puntualizó, al hacer investigaciones en cadáveres se pueden resolver muchos casos, “se aclara lo sucedido, es decir con un peritaje forense se puede determinar que no fue un suicidio, sino un asesinato, un feminicidio, o por otro factor”.

Con base en su experiencia con el Centro Diocesano en la ayuda a buscar desaparecidos en Coahuila, recordó que, desde hace más de una década, han hecho esa labor para tratar de fortalecer esos procesos de búsqueda.

“Y decir que en esa entidad siempre se han impulsado leyes estatales en la materia, se hicieron los primeros programas de exhumaciones de fosa común, se echó andar el primer Centro Regional de Identificación Humana, y también hay más de ocho colectivos de familiares que, desde hace como ocho años, han trabajado en el tema, es como un ejemplo modelo”, subrayó.

De hecho, mencionó que las capacitaciones a nivel nacional son constantes, como lo que ocurre con especialistas de las fiscalías, quienes de forma constante viajan a Europa o Estados Unidos para aprender nuevas técnicas para identificación genética.

Joel Olvera, también perito independiente, está en Chiapas desde hace unos días debido a que imparte un taller a estudiantes de la Facultad de Arqueología de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (Unicach) sobre nociones básicas de antropología forense.

En ese sentido, destacó la importancia de reforzar la labor forense, pues nadie está exento de que algún familiar sea desaparecido, “por eso, con los chavos, tratamos de orientarlos sobre tópicos básicos, como qué instituciones están encargadas del tema”.

Insistió en que ese sector fortalecerá las capacidades profesionales en su propio territorio, “y qué mejor que sea desde esta universidad donde se empiecen a formar desde el sur”.

Por ello, refirió que existe poco recurso humano en el tema forense en nuestra República Mexicana, “pero desde hace como dos años la ONU echó andar una iniciativa para resolver esta problemática, y la mira es enviar más especialistas a todas las regiones de México; por eso es importante que los jóvenes aprendan y se interesen en la materia, y que ocupen esos espacios”.

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page