• EFE

Anuncian el fin del programa "Quédate en México"

Ciudad de México.- El Gobierno mexicano anunció este martes la eliminación del polémico programa “Quédate en México”, activo desde 2019, que mantenía a migrantes en la frontera norte de México mientras esperaban la resolución de sus trámites para poder ingresar a Estados Unidos.


En un comunicado, la Cancillería mexicana subrayó que esta medida conocida en EE.UU. como Protocolos de Protección al Migrante (MPP, por sus siglas en inglés) fue una medida unilateral implementada durante la Administración del expresidente estadounidense Donald Trump (2017-2021).

Este programa provocó críticas de organismos de derechos humanos internacionales y nacionales por la falta de condiciones humanitarias en los albergues que proliferan en la norteña frontera mexicana.

De acuerdo con cifras del Comité Internacional de Rescate (IRC, por sus siglas en inglés) el programa “Quédate en México” ha impactado en más de 75.000 migrantes, “violando el derecho de las personas da buscar asilo”.

Las autoridades mexicanas recordaron que el 17 de junio de 2022, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) notificó a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) del Gobierno mexicano sobre la falta de espacio en los albergues en Tijuana, Baja California, para procesar más casos bajo el citado programa.


“Por tal razón, el ingreso de personas migrantes a México por ese punto de entrada se detuvo a partir del 19 de junio”, explicó.

Sin embargo, fue hasta el pasado 8 de agosto cuando el Departamento de Seguridad Nacional estadounidense (DHS, en inglés) informó de la conclusión formal de dicha medida.

La Cancillería mexicana dijo que esto es resultado del cumplimiento de lo ordenado por una Corte Federal de Distrito en EE.UU. y en concordancia con la decisión de la Suprema Corte de Estados Unidos del 30 de junio de 2022 sobre la materia.

“El Gobierno de México, a través de la SRE, ha venido verificado que se otorgue la atención humanitaria necesaria a las personas migrantes participantes en el programa, incluyendo la administración de pruebas para covid-19 y la atención de casos positivos, y seguirá garantizando su adecuada estancia y protección en territorio nacional en esta etapa de terminación”, concluyó el Gobierno mexicano.