• Redacción

Arquidiócesis anuncia jornada de oración y solidaridad con Ucrania

Tuxtla Gutiérrez. - El monseñor Fabio Martínez Castilla, arzobispo de Tuxtla Gutiérrez, anunció en conferencia de prensa, una jornada de oración y solidaridad con Ucrania.



En el contexto de la guerra que se ha desatado en Ucrania debido a la invasión de parte de Rusia, y que ha dejado muerte, destrucción y casi tres millones de desplazados, el Papa Francisco hará una consagración de Rusia y Ucrania al Inmaculado Corazón de María, el viernes 25 de marzo, durante una celebración penitencial, allá en el Vaticano, indicó Martínez Castilla. Ese acto será realizado el mismo día en Fátima, Portugal, por un cardenal enviado del Papa.


La Arquidiócesis de Tuxtla, como signo de comunión, desde la catedral San Marcos se unirán a ese acto, a través de una plegaria unánime de la Iglesia a favor de la Paz.


Será el mismo día 25 de marzo, fiesta de la anunciación, y al medio día, habrá una misa por la paz en aquella región de Europa; terminada la Eucaristia se realizará la consagración a María.


Monseñor pidió a los párrocos que celebren la consagración en cada una de las parroquias de las Arquidiócesis.


Igualmente, el próximo domingo 3 de abril, realizarán la jornada arquidiocesana de oración y solidaridad con Ucrania. Será un día para seguir ofreciendo la oración por la paz en el mundo, y al final de la misa dominical se tendrá la bendición con el Santísimo.


Es necesario y urgente ser un pequeño bálsamo para tanto dolor y necesidad por medio de la generosidad, puntualizó el arzobispo.


Por ello, también harán una colecta destinada para ayuda de los desplazados que han tenido que huir, dejando su tierra, para poner a salvo sus vidas y familias, y que ahora están en condición de refugiados en los países vecinos a Ucrania; esta colecta está siendo coordinada por Caritas Diocesana y se hará llegar por medio de Caritas Internationalis.


De la Cuaresma, dijo: "los invito a que vayamos disponiendo el corazón para vivir la Semana Santa: estos días de penitencia han ido amoldando nuestro interior para llegar a la Pascua de Resurrección con una vida renovada, no nos cansemos de hacer el bien, finalizó".