• VANESA RODRÍGUEZ

Asegura Marcelo Pérez no tener nada que ver con los 21 desaparecidos de Pantelhó

SCLC.- A pesar de la protesta de sectores que lo relacionan por su cercanía con el Grupo de autodefensa El Machete, del municipio de Pantelhó, varias personas en su mayoría no del Barrio de Guadalupe, partieron de la plaza Catedral con dirección a la iglesia de Guadalupe, en una peregrinación y concluir en una celebración y dar la bienvenida al sacerdote Marcelo Pérez Pérez, quien tomó posesión como párroco del Barrio de Guadalupe, en San Cristóbal.



A esta peregrinación se unieron organizaciones como la OPEZ histórica, la coordinadora de colonias del sur COCOSUR, así mismo representante de diferentes parroquias como Chenalhó Chalchihitán, Pantelhó y Simojovel.


Es de mencionar que desde hace varios días en que el obispo Rodrigo Aguilar Martínez hizo la notificación, varios pobladores mostraron su descontento por la relación que tuvo con el grupo de autodefensa El Machete, y por no manifestar una postura de 21 desaparecidos en Pantelhó desde el pasado 26 de julio.


A pregunta expresa sobre la relación que él tiene, Marcelo Pérez dijo que el abonó a la paz, “nosotros no estamos de acuerdo con la lucha armada, en ningún momento hemos alentado a la lucha armada, al contrario, construimos la paz, queremos la paz, defendemos la vida, nunca hemos alentado la violencia”.



Abordado por medios de comunicación, dejó en claro que los 21 desaparecidos si se los llevaron porque hay videos, pero el gobierno lo ha cuestionado y le han pedido que genere condiciones para que la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) e ingresen, “pero no depende de mí, si dependiera de mí, desde cuando hubiéramos encontrado”.


“Pareciera que todo depende de mí pero no es así, yo madamas coadyuvar y rezamos por ellos, por los familiares, rezamos por Fredy López compañero de ustedes, lamentablemente la violencia se ha escalado en ese aspecto, y nosotros queremos la paz, la reconciliación”, abundó.


Pérez Pérez dejó en claro que él entró a dialogar en Pantelhó, un día después de los actos de violencia, y si él no hubiera ingresado, se hubiera desatado otro tipo de violencia “no entiendo porque algunos me culpan de eso, fue alreves”.