• ALEJANDRA OROZCO

Asma se hereda en 8 de cada 10 casos

Tuxtla.- El asma es una enfermedad inflamatoria del árbol bronquial de los pulmones que hace pequeños los bronquios y genera diversos síntomas de leves a graves, la causa alérgica es la más común, es decir, por factores del medio ambiente.



La alergóloga pediatra Yansi Fabiola Albores, señaló que podemos encontrar tos, que se caracteriza por ser en las mañanas o en la noche.


“Ahí es cuando más factores inflamatorios nuestro cuerpo libera; tos fatigante, la sensación de falta de aire en el pecho, la opresión de pecho, la tos que se hace más presente al llorar, reír o hacer alguna actividad, y en casos más graves va acompañado de un silbido en el pecho”, mencionó.


En esta enfermedad, el diagnóstico es 100 por ciento clínico, es decir, a partir de los síntomas evaluados por el médico, ayudado en el caso de los niños más grandes con espirometría, aunque en niños pequeños no se puede realizar esta técnica.


Aquí el factor hereditario es muy importante, ya que el 80 por ciento de los hijos de papás con antecedentes de asma alérgica lo padecen, más a temprana edad.



“En menores de 5 años aparecen procesos infecciosos que inflaman el bronquio y persiste como asma, de hecho en el 50 a 70 por ciento de estos casos acaban desarrollando asma, del que mejoran y recaen, siendo una enfermedad recurrente”, dijo.


Sin embargo, la enfermedad sí se puede controlar, a través de fármacos y otras alternativas de tratamiento que cada vez abarcan un mejor control de la enfermedad si se realiza a tiempo.


“Tiene una mejoría casi del 90 por ciento, el control es por medio de fármacos pero este grupo de niños que tiene el asma alérgica, que es debido a componentes ambientales de pólenes, ácaros, hongos, se les puede ofertar otro tratamiento, en el área de alergología e inmunología se les oferta lo que es la inmunoterapia, que son las famosas vacunas de alergia”.


De hecho, mencionó, este es el único tratamiento que modifica la enfermedad alérgica con una mejoría hasta del 100 por ciento, tanto para niños como adultos, convirtiéndose en una alternativa eficaz de tratamiento.