• AGENCIAS

Barça rescata el derby

El Espanyol lo tenía en la mano. Saboreaba una victoria y terminó en una remontada de su rival. Épica gracias a los goles de Darder y RDT cuando, en tiempo añadido, cerca del final de los seis minutos que alargó el árbitro, un centro de Adama, el mejor de su equipo, encontró el cabezazo de Luuk de Jong, otra vez salvador, otra vez fundamental.



El Barça marcó en el primer minuto y en el último. Y se llevó un empate de Cornellá que siendo un resultado mediocre antes de empezar la supo a gloria por la forma en que llegó.


De entrada, antes de llegarse al segundo minuto de partido, dio un golpe de efecto el equipo de Xavi. Centró al segundo palo Jordi Alba y remató a placer, absolutamente solo, sin nadie que le marcase, Pedri. Aún no había tomado las medidas del derbi el Espanyol y ya se encontraba por debajo, en el peor escenario que debió imaginar Vicente Moreno.


A partir de ahí se vio a un equipo impotente enfrentado a otro que se sabía, o creía, tan superior que pensó, el Barça, que la victoria, el paseo, caería por su propio peso. Tocar, combinar, presionar y buscar los espacios lo hizo estupendamente el conjunto azulgrana, pero al llegar al área se le fundían los plomos, no machacaba y se mantenía con vida un Espanyol que, contra las cuerdas, no estaba sin embargo aún muerto.


Estuvo a punto de darle un golpe de gracia a los 38 minutos Adama Traoré, con un remate a quemarropa que salvó apuradamente Diego López y poco después, casi de la nada, llegó el primer paso del milagro blanquiazul, con una rosca lejana y maravillosa de Sergi Darder, asistido por Raúl de Tomás. Entre ambos evitaron el colapso periquito... Y llevaron el derbi a una segunda mitad incierta.


Tanta tortura parecía para el Barça como lo fue al final para el Espanyol, derrumbado con el cabezazo de Luuk, desesperado por ganarse el crédito que tanto le niegan y que partido a partido se gana. Y que evitó, con su gol, que el Espanyol, 13 años después, le ganase en la Liga

Entradas Recientes

Ver todo