• RUBÉN PÉREZ

Cáncer de próstata, un mal que aqueja a miles de mexicanos

El cáncer de próstata es la causa más frecuente de mortalidad por tumores malignos con un 16 por ciento de incidencia en México. Según la Organización Mundial de la Salud, uno de cada seis hombres tendrá ese mal en algún momento de su vida.


De hecho, aseveró que el cáncer de próstata es la primera causa de muerte en hombres mayores de 65 años y es el cáncer más frecuente en el sexo masculino. “El reto consiste en identificar el diagnóstico óptimo según la severidad del padecimiento, pues en México, el de próstata es el más letal incluso que otros tipos de cánceres”.

En el marco del Día Mundial del Cáncer de Próstata, el cual se conmemora cada 11 de junio, la OMS advirtió que en el 2020 se diagnosticaron 26,742 nuevos casos, cifra que representa el 29.9% de los tipos de cáncer más comunes en hombres. En ese mismo año, dijo, fue el tipo de cáncer con más nuevos casos diagnosticados en nuestro país.

A nivel mundial en 2020, agregó, 1.41 millones de personas fueron detectadas con cáncer de próstata y fallecieron 375 mil 304 a causa de esta enfermedad. Asimismo, cuatro de cada 10 hombres que acuden al Instituto Nacional de Cancerología (INCan) por diagnóstico de cáncer de próstata presentan enfermedad avanzada; en comparación con países desarrollados donde sólo cinco de cada 100 son metastásicos al momento del diagnóstico.

Entre otros datos, se destacó que cada año el gasto per cápita de un mexicano que padece esta enfermedad es de 15,000 dólares, de los cuales el 50% lo absorbe el propio paciente o su familia y el otro 50% proviene del gobierno. El 70% de los casos se detecta en etapas avanzadas.

Además, la pandemia por covid-19 implicó un reto adicional para la atención temprana de este tipo de cáncer, su diagnóstico, tratamiento y pronóstico de sobrevida de quienes lo enfrentan. Según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), uno de cada siete hombres padecerá esta enfermedad en el transcurso de su vida.

La próstata es una pequeña glándula del tamaño de una nuez que se encuentra en la base de la vejiga en los hombres. Mientras que el cáncer de próstata es un tumor maligno que empieza a crecer en la glándula prostática y que en sus etapas iniciales no presenta síntomas específicos.

Entre algunas recomendaciones que ofrecen expertos en la materia, se resalta que las visitas periódicas al médico podrían resultar en una detección temprana y en un aumento de probabilidades de que este tipo de cáncer sea erradicado.

“Existen métodos rápidos y sencillos que brindan un diagnóstico oportuno: la prueba de sangre y el examen rectal, que siguen siendo indispensables. Acudir al médico y realizar revisiones anuales, tomando en cuenta que actualmente existen exámenes menos invasivos como la de Antígeno Prostático, que es una prueba de sangre que mide el nivel del PSA (Antígeno Prostático Específico)”.

El cáncer de próstata es un padecimiento que ha sido considerado como “tabú”, motivo por el cual la población masculina evita abordar el tema, por lo que es importante dejar de lado ese pensamiento y acudir al especialista para revisiones periódicas a partir de los 50 años, advirtieron.

En la actualidad, las fases avanzadas de esta afección requieren de un equipo multidisciplinario de médicos especialistas (urólogos y oncólogos) para un abordaje 360 que permita mejorar la calidad de vida de las personas que lo padecen.