• ALEJANDRA OROZCO

César, ejemplo de superación y valentía

El bullying ha existido desde siempre, el hecho de que ahora sea más visible gracias a las redes sociales, es otra cosa, así lo consideran los especialistas… esto César lo sabe muy bien, pues hace cuatro años, cuando tenía apenas 12, se viralizó un video suyo pidiendo justicia, pues había sido víctima de bullying.


César era vulnerable, padece ceguera congénita y esto al parecer fue motivo suficiente para que sus compañeros lo agarraran “de bajada”, haciéndole la vida imposible cuando estudiaba en la Prevo y dando a conocer su caso para que le pusieran un alto a sus agresores.

“En esta experiencia lo que me hicieron fue me pegaron, me quitaron mi dinero, a veces me pasaban a tirar, me golpeaban, me orinaban en la cabeza, me tiraban agua, y pues la gota que derramó el vaso fue cuando casi me lastiman muy feo la rodilla y ya fue que decidí levantar la voz y hacer algo al respecto”, señala César Andrés Cruz Palacios, quien hoy tiene 16 años.

En su momento, presentó todas las señales de un niño acosado: recuerda que no quería ir a la escuela, fingía que no había clases o estaba enfermo, o pedía más gasto, todo esto al principio le afectó mucho pero después de la tempestad viene la calma, después de un tiempo lo superó y considera que se hizo más fuerte después de esta experiencia, piensa que lo feo es bueno porque nos ayuda a levantarnos, y si no caes, no maduras.

“Lo más importante fue el apoyo de mi familia, mis papás, mis hermanos, que todo iba a salir bien y pensar que todo tiene una causa, gracias a ellos estoy donde estoy, hoy estudio la prepa, practico atletismo, natación, oratoria, inglés, vocalización y piano”, nos cuenta; para esto se cambió de escuela, ya no tuvo contacto con ellos, no le quedó remordimiento porque sabe que no le iba a hacer bien odiar o quererse vengar, su conciencia está en paz y los perdonó.

Su mamá, Lucero Palacios Morales, recuerda que fue una etapa muy difícil, pero satisfactoria por la ayuda recibida. “Después de la tempestad llegó la calma para él, y esos niños toda la maldad que le hicieron ahora sí que nada más les deseamos que Dios los bendiga; César se encuentra en otra etapa mucho mejor, preparándose y apoyando a muchas personas para que no sufran lo que él sufrió”, compartió.

El consejo de ambos, es que estén atentos a sus hijos, sean sus amigos, les pregunten qué sienten, qué tienen, no solo los castiguen, sino los ayuden a detectarlo y darles esa confianza, decir no al bullying y sí al respeto, inculcar valores y principios, apoyar y no hacerle daño a una persona con discapacidad.

“Levantemos la voz, a veces cuesta el que te tengan amenazado o el que tengas miedo de que te pase algo, pero ten la fe de que va a haber justicia, de que va a haber lucha y que vas a lograr salir adelante, que no te rindas y que luches por tus sueños, por tus metas, porque tienes mucho por recorrer”, nos recomienda César.

Pero eso no es todo: César es medallista paralímpico, el año pasado gano una medalla de plata en atletismo en los juegos CONADE, y en esta edición, regresó a casa con dos preseas de plata en 100 y 200 metros, ha encontrado en el deporte su mejor oportunidad para salir adelante y ya se prepara para los juegos nacionales e internacionales del año próximo, a la par de desarrollar un juego en 2D para las personas invidentes.

Por otro lado, Alex Fernando Vázquez López, coordinador de vinculación educativa de nivel medio de la Secretaría de Educación (Sech), comparte que el encierro en los chicos fue bastante dañino, porque dejaron de hacer muchas cosas para relacionarse, otros llegaban con muchos

miedos, ante lo cual brindan capacitación a directivos, docentes y padres de familia, a la par de un seguimiento cuando hay quejas.


“Hay un buzón escolar en el portal de la Secretaría de Educación que es anónimo, tenemos menos de 50 quejas en lo que va de este ciclo escolar, a veces cuando llegamos a capacitar es cuando salen algunos comentarios y se detecta el acoso, son más quejas que en el periodo pre pandemia, pero es porque se le dio más difusión a esta herramienta que está al alcance de todos, resguardando su identidad.

Para identificar este problema, señala que el primer punto es la detección, que realmente exista el bullying o el abuso, también llaman a los papás de las personas que están inmiscuidas en el problema, cuando es más de uno se atiende de forma separada a los papás, se les comentan estas situaciones tratando de cuidar a ambos menores, pues si el niño actúa de esa forma es por alguna razón, entonces se le da seguimiento y apoyo psicológico.

En estos casos, señala que los padres son fundamentales, porque en ellos recae esa responsabilidad, ya que la escuela es para fomentar, en cambio los valores que se forman en casa y los padres deben conocer a sus hijos, quienes no reciben una sanción como tal por parte de la escuela, sino que son canalizados para ayuda psicológica.

"No existen expulsiones por ese tipo de cosas, no hemos tenido el caso de una agresión física como tal, o que nos reporten como agresión física, pero no trasciende a esas alturas, no podemos expulsar a un chico por ese tipo de cuestiones, se les atiende", puntualizó.

También añadió que el ciberbullying va al alza, este viene de personas externas y forman parte de las tecno adicciones, derivado de un mal uso de las redes que nos ha llevado a que ese tipo de cosas sea común en nivel básico y secundaria, ahí aprenden todo tipo de cosas y es parte de su desarrollo, ya que la adolescencia es una parte bonita, pero hay que saberlos guiar para que no se pierdan.

“Sech atiende la queja dándole seguimiento y apoyando al agresor y a la víctima para sensibilización de que no es necesario llegar a ese tipo de cosas, hay niños que no saben manejar sus emociones, fomentar el respeto”, finalizó.

+

Entradas Recientes

Ver todo