• AFP

¿Cómo van las clases y la educación en México?


Como sabemos en este nuevo ciclo escolar se supone que las clases tienen que ser presenciales, ciertamente varios estados si regresaron a las aulas. Mientras que otros estado decidieron no retornar a las aulas, la decisión fue tomada de la mano de los padres de familia. En la Ciudad de México, Alfredo Del Mazo destacó que se retomaron las clases presenciales en el territorio mexiquense a partir del 30 de agosto, a la fecha más de 2 millones 400 mil estudiantes han regresado a las clases presenciales en más de 18 mil escuelas y con el apoyo y trabajo de 170 mil docentes. Así también el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, informo un recuento del avance de la ola de contagios de Covid-19 y la estrategia del regreso a clases presenciales que han utilizado las autoridades indicadas para el ciclo 2021-2022, sobre el segundo tema aseguró que el regreso a las aulas no incrementó el número de hospitalizaciones. Durante el balance semanal del regreso a clases presenciales en Jalisco, el gobernador destacó que en los últimos días a aumentado la asistencia y hay 98.9 por ciento de escuelas abiertas, además 86 por ciento de estudiantes eligieron el modelo presencial. Sin duda alguna que para recuperar la educación en México demanda una educación presencial, pero lamentablemente la pandemia ha impedido que esto se haga una realidad en todo México ya que muchos padres de familia no quieren arriesgar la vida de sus hijos o exponerlos a los contagios. La idea es volver, sí, pero no de cualquier manera. El 20 de agosto pasado, la Secretaría de Educación Pública (SEP) publicó el Acuerdo 23/08/21, el cual regula el regreso a clases presenciales en el ciclo escolar 2021-2022, señalado para iniciar el 30 de agosto. En él, la SEP hace referencia a las nueve acciones que se llevarán a cabo para un regreso responsable y ordenado, además de hacer referencia a la “Guía para el regreso responsable y ordenado a las escuelas”. Estas 9 acciones son la base de la guía misma, elaborada en conjunto con la Secretaría de Salud, la cual reconoce que sólo se trata de recomendaciones para organizar la reapertura de las escuelas. Además de no ser un protocolo obligatorio, la guía permite el uso de cubrebocas caseros, no regula el aforo máximo permitido en los salones ni explica cómo debe ser la ventilación cruzada. La guía también deja a la responsabilidad de las comunidades escolares el hacerse de los insumos necesarios para prevenir contagios, como gel, termómetros, cubrebocas, jabón y hasta el suministro del agua potable. Con esto deja afuera a muchísimas escuela sobre todo los estados del sur que cuentan comunidades pobres que no tienen para recaudar fondos y comparar los materiales de salud. Es ahí donde hablamos de una educación desigual. Por eso, el maestro dice que se encuentra ante una disyuntiva: ¿tiene que ir o no a dar clases presenciales?. En Chiapas, lo que respecta a la educación básica no ha regresado a clases presenciales en su mayoría. El maestro dice que de no ser obligatorio, admite que aún no sabe qué decisión tomar. No es una cuestión de no querer trabajar. Al contrario, en lo que va de pandemia ha tenido que redoblar esfuerzos y poner dinero de su bolsa para viajar todas las semanas por las comunidades serranas a entregar a los padres de familia hojas con tareas para sus alumnos, y luego pasar a recogerlas. Incluso, ante la imposibilidad de que muchos niños sigan las clases por televisión, en alguna ocasión ha prestado dinero para que los padres puedan recargar saldo al celular, la única vía de comunicación en rancherías a más de tres mil metros de altura donde no hay acceso a internet. La verdad quien le ha faltado contundencia para retornar a clases es el gobierno, pues no hay condiciones y no las quiere dar. Debería garantizar el suministro de insumos suficientes (cubrebocas, gel, termómetros, jabón, etc.).

También garantizar el suministro de agua potable en todas las escuelas del país. Emitir el protocolo obligatorio para la prevención, detección, tratamiento, control y seguimiento de la pandemia en las escuelas. Emitir el protocolo con los procedimientos que deben seguir las autoridades escolares en la identificación de posibles casos de contagio, su contención y la canalización a las autoridades de salud correspondientes. Y establecer los mecanismos para verificar la implementación de las medidas.

Entradas Recientes

Ver todo