• LUCÍA TREJO

Casas calcinadas, vehículos destruidos y matanza de ganado en Nuevo San Bartolomé de los Llanos

Tuxtla.- Fue el pasado cuatro de mayo del presente año cuando decenas de familias entre ellos, menores de edad, huyeron de las balas y abandonaron sus viviendas para protegerse de la agresión ocasionada presuntamente por integrantes de la Casa del Pueblo con quienes mantienen una disputa agraria.



Durante un recorrido, pudo observarse cuantiosas perdidas materiales, por ejemplo, las casas de Gloria, Erika, Alondra y María, fueron baleadas, además, les extrajeron sus pertenencias como el tanque de gas, dinero en efectivo, refrigerador, televisor, mercancía de sus tiendas de abarrotes y les rompieron los cristales de las ventanas, situación por la que consideran se han quedado desamparadas.



Las 4 mujeres, en representación de las 70 familias que ahora se encuentran refugiadas en las casa del maestro y en casas de familiares y amigos, solicitaron a las autoridades los apoyen con la reparación de daños, así como víveres y ropa para las niñas y niños.

De los secuestrados, Elías Vázquez Gómez y Corazón Vives Ruíz, ambos presentan una herida por arma de fuego, aunque, fueron liberados, requieren atención médica y psicológica, señalaron en entrevista.



De la muerte de Adolfo López Gómez, dijeron que fue un acto de cobardía porque le dispararon por la espalda por lo que requirieron a las autoridades una indemnización para su esposa y sus dos menores hijos.

Al finalizar el trayecto, cientos de cartuchos de balas de diferentes calibres fueron recogidos y presentados en asamblea desde donde los integrantes, pidieron al gobierno federal y estatal ordenen el ingreso de la Guardia Nacional y de diferentes corporaciones policiacas para restablecer el orden y evitar futuros ataques.