top of page
  • ALEJANDRA OROZCO

Colon, cuarto cáncer más común

Tuxtla.- Un tipo de cáncer que va en aumento debido a malos hábitos alimenticios es el de colon y recto, que de acuerdo con cifras oficiales de la Secretaría de Salud, ocupa entre el cuarto y quinto lugar como causa de muerte.



Francisco Gutiérrez Delgado, director del Centro de Estudios y Prevención del Cáncer (Ceprec), esta neoplasia se origina por malos hábitos dietéticos, como consumo alto de grasas saturadas o carnes rojas, no consumir frutas y verduras para la función intestinal, y está asociado con la obesidad.


“Algunos síntomas a observar son sangrado rectal, cambios en los hábitos de defecación, que puede ser estreñimiento o diarrea alternada, y pérdida de peso”, señaló.


La desventaja, es que casi no presenta síntomas, y cuando los hay, es porque la enfermedad ya está en etapas avanzadas y el tratamiento debe ser más agresivo.


En las primeras dos etapas, si el tumor es menor a 5 centímetros, los pacientes pueden sobrevivir más de 15 a 20 años, pero incluso los casos metastásicos pueden tener una sobrevida excelente, con buena calidad de vida.


Posibilidades de diagnóstico


“Todavía podemos pensar en la posibilidad de diagnosticarlo oportunamente si después de los 50 años se realizan una endoscopía de tubo digestivo bajo, esto debería ser una rutina, así como generar buenos hábitos alimenticios”, dijo.


Sin embargo, hay un tipo de este cáncer que es hereditario, se diagnostica a tiempo con pruebas genéticas, que de hecho son gratuitas en el Ceprec, siempre y cuando se cumpla con algunos criterios, como que en la familia haya miembros con esta enfermedad, o que haya surgido en edades tempranas (20 a 40 años), para ver si tienen la mutación y tomar medidas que prevengan su desarrollo.


Sin embargo, la mejor forma de prevenirlo es alimentándonos bien, cambiando de hábitos y llevando una vida más saludable, pues a pesar de que hay tipos genéticos, la mayoría de los casos derivan de causas prevenibles.

bottom of page