• RUBÉN PÉREZ

Complicado que en pueblos indígenas se reconozca a la mujer en materia política

Tuxtla.- Si de por sí el varón indígena ha tenido serios problemas para ser tomado en cuenta por los mismos partidos políticos y, de esa forma, ocupar cargos importantes en la administración pública, “qué de menos las mujeres, quienes la tienen más difícil”, aceptó Ricardo Girón, líder Alianza Ciudadana por el Desarrollo Social y Sustentable en el Estado de Chiapas (Acidessech).



Explicó que ha habido avances importantes en temas de paridad de género, como la creación de leyes, sin embargo, lamentó que la mujer indígena esté “muy alejada” de esa realidad, pues en su mayoría son utilizadas por los propios esposos que quieren seguir en el poder.


Consideró que es necesario tomar este tema siempre y no cada 3 o 6 años, cuando se renuevan diputaciones, senadurías, gobernaturas o ayuntamientos, “los avances están en esas leyes que son letras muertas, tenemos que ser honestos”.


Comentó que, en el caso de las administraciones municipales, es difícil que se cumpla con la paridad de género, es decir cumplir con el 50 por ciento de mujeres en los cabildos, “porque se empiezan a buscar las llamadas ‘Juanitas’, para que el hombre siga gobernando, y esa realidad se vive siempre en los pueblos indígenas”.



Es importante, agregó, invitar a las mujeres a que se sumen a las actividades en la materia, para que de esa forma se empapen del tópico y, en un momento dado, estén preparadas y no se dejen llevar por lo que intenta hacer un hombre.


“Es muy importante la participación de ellas, por eso, al menos nosotros como organización, tratamos de hablarles, que participen, porque son más inteligentes que el varón, pero siempre se les ve como el sexo débil, e impera el machismo”, evidenció.


Lo que sí es cierto, dijo, es que las brechas se han acercado, pues hace 20 o 30 años la mujer indígena no tenía ni voz ni voto, e inclusive no tenía el derecho de acercarse al hombre, “pero a la mujer, en sí, no se le ha permitido tener el poder, y ojalá un día se dé, con mujeres sensibles, preparadas”.