top of page
  • RUBÉN PÉREZ

Con estímulo fiscal, se sopesará crisis en la frontera sur

Tuxtla.- Jesús Ramírez Aguilar, expresidente de la Academia de Derecho Fiscal, Capítulo Chiapas, manifestó que reducir el Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 16 al 8 por ciento en la Frontera Sur de México, como lo propone el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, es positivo y será un aliciente para la iniciativa privada y, por ende, para los miles de empleos que dependen de ella.



Explicó que el decreto se trata de un estímulo fiscal para reducir el Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 16 al 8 por ciento en la Frontera Sur de México, pero en especial en la ciudad de Tapachula aunque se espera que entre en vigor a principios del próximo año.


Recordó que esta es una propuesta derivada de la pandemia por la covid-19, y con ello motivar a que la gente gaste, por lo que al bajar la tasa del IVA, dijo, se impulsa la compra o el hospedaje en un hotel o en cualquier establecimiento, “porque no se le ‘pega’ al costo, sino al ingreso del Estado que, como se sabe, es a través de los impuestos; es como un sacrificio que tiene que hacer este último”.


Por fortuna, agregó, el Ejecutivo federal ya anunció este estímulo al igual como el que se dio con la Frontera Norte en el año 2019, el cual benefició a más de 40 municipios de cinco entidades federativas que eran azotadas por la delincuencia organizada y otros factores.


En este caso, resaltó que en el lado norte del país se provocó que hubiera mayor salario, menor Impuesto Sobre la Renta (ISR) y otros beneficios que se podrían aplicar igual en la Frontera Sur y mitigar, de cierta forma, el problema económico actual.


“Tenemos una gran ventaja que Guatemala viene a Chiapas a hacer muchas compras, y eso sí motiva la compra, pero tenemos la dudas si ese beneficio se extenderá en el tema de salarios, ISR y reducción de IVA”, complementó el especialista en entrevista.



Aunque de cierta forma es contradictorio el posible decreto para beneficio fiscal a la Frontera Sur, pues AMLO se manifestó en contra de apoyar al empresariado mexicano, Jesús Ramírez aplaudió que se haya recapacitado para ayudar a la iniciativa privada que, dicho sea de paso, “se está hundiendo”.


Reiteró la necesidad de contar con esos estímulos porque, de acuerdo con expertos en materia financiera, México podría vivir un tópico de recesión económica peor o parecido al que se sufrió entre los años 1929 y 1932 a nivel mundial, conocida como la Gran Depresión.


“No se puede echar andar ya el decreto presidencial de un estímulo fiscal para la Frontera Sur, porque se tienen que hacer los ajustes necesarios en el Paquete Económico Fiscal de 2021, pues emitir un decreto a estas alturas, puede provocar un boquete en los ingresos”.

bottom of page