• RUBÉN PÉREZ

Con marcha-mitín, culmina la jornada de lucha de la CNTE

Tuxtla.- Como parte de su jornada de lucha de 72 horas, integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) efectuaron ayer viernes una marcha-mitín para exigirles a las autoridades tanto estatales como federales una solución a sus demandas.



Por ello, salieron de nueva cuenta a las calles para solicitar que se reestablezca la mesa de diálogo a nivel federal, y que se respeten otros puntos importantes como lo inherente al cese de 33 compañeros de la Dirección Política de la Sección VII, así como los temas de la unidades de Medida de Actualización (UMA) y de la del Sistema para la Carrera de Maestros y Maestras (Usicamm).


Entre otras cuestiones, dejaron en claro que algo que los lastima en gran medida es lo referente a la caja de ahorro y al Fondo de Ahorros y Beneficio Social (Fabes), por lo que les pidieron a las autoridades no entrometerse en ese tema porque es dinero de los trabajadores.


Por ello, destacaron que a partir del próximo lunes comenzarán a organizarse de nueva cuenta para lo que podría ocurrir en el arranque del siguiente ciclo escolar, por lo que amagaron con iniciar un plantón indefinido para que sean no solo escuchados y atendidos.



Víctor López Puerto, secretario de Organización de la región I, aclaró que es urgente reestablecer la mesa de negociación nacional, “porque esta es una jornada más de lucha, a la cual se le hace, otra vez, oídos sordos”.


Refirió que desde hace 41 años la CNTE ha demostrado disposición y voluntad ante todos los gobiernos para dialogar, “prueba de ello, es que con este gobierno tenemos ya 18 mesas efectuadas, y un año y medio de exigir, de forma pacífica, solución a nuestras demandas, pero hasta el momento la minuta de acuerdo es ignorada”.


Durante esta jornada de protesta, estuvieron presentes alumnos de la Escuela Normal Rural Mactumactzá, quienes exigieron al Poder Ejecutivo no solo atender sus demandas, sino borrar las vinculaciones a proceso en contra de 95 compañeros y compañeras, detenidos en mayo pasado.