• AGENCIAS

Consternación en México por incógnitas en el caso de joven Debanhi Escobar

Ciudad de México.- Varias protestas en diferentes lugares de México constataron este viernes la indignación por el caso de Debanhi Escobar, hallada sin vida dentro de la cisterna de agua de un motel en el norteño estado de Nuevo León tras casi dos semanas desaparecida.


"El día de hoy venimos por la convocatoria que hacen las compañeras, estamos aquí para recordarla, para recordar que nos han arrebatado a nuestras compañeros y que hay otras que están desaparecidas", dijo Araceli Osorio, madre de Lesvy Osorio, asesinada en 2017, durante una protesta en la sede de la Fiscalía General de la República (FGR) de la Ciudad de México.

En la capital mexicana un pequeño grupo de mujeres colocó en los cristales del edificio de la FGR flores e imágenes de mujeres desaparecidas y asesinadas, entre ellas Debanhi, por la que gritaron "¡Justicia!".

"Esto, esta intervención es efímera, se va, pero nuestras hijas, nuestras familiares, nuestras hermanas no regresan, eso no es efímero. Y no es que desaparezcan, alguien se las lleva, las secuestran", añadió Osorio, cuya hija fue asesinada y atada a una caseta de teléfono público en una zona cercana al Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En Monterrey, capital del fronterizo estado de Nuevo León, unas 1.500 personas, en su mayoría mujeres, marcharon pidiendo el esclarecimiento de la muerte de Debanhi.

Feministas y colectivos de familias con personas desaparecidas protestaron mediante un bloqueó de una de las principales avenidas del centro de la ciudad para exigir justicia por la muerte Debanhi.

Además, en la protesta exigieron la localización de 22 mujeres que se mantiene desaparecidas desde inicios del 2021.

Las consignas en la marcha fueron: "¡Me cuidan mis amigas, no la policía!"; "¡Vivas se las llevaron, vivas las queremos!", "¡Señor, señora, no sea indiferente, se mata a las mujeres en la cara de la gente!" y "¡Ni una más, ni una más, ni una asesinada más!", entre otras.

Casi a la vez que se realizaban las protestas, la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León anunciaba en una conferencia de prensa que la joven de 18 años murió por una "contusión profunda en el cráneo".

La Fiscalía General de Nuevo León declaró que los resultados de los peritajes confirman que el cuerpo encontrado sí es el de la joven Debanhi Escobedo, quien desapareció el sábado 8 de abril.


La búsqueda duró 13 días y su cadáver fue encontrado la noche de este jueves en una cisterna cercana al motel Nueva Castilla. De acuerdo con un video dado a conocer por la dependencia, Debanhi murió por una contusión profunda de cráneo, pero no dio más detalles como si su cuerpo contaba con huellas de violencia.

Confirman que el cuerpo sí pertenece a Debanhi

La fiscalía de Nuevo León declaró que los resultados confirman que el cuerpo encontrado sí es el de Debanhi Escobedo, algo que el padre ya había confirmado, pues la ropa y accesorios coincidían con los que portaba la joven el día de su desaparición, por lo que su cuerpo ya fue entregado a la familia de la joven.

Así lo confirmó el vicefiscal, Luis Enrique Orozco Suárez, quien dijo fue entregado en las instalaciones del Semefo.

Debanhi desapareció el sábado 8 de abril, en Nuevo León, la búsqueda duro 13 días y su cuerpo fue encontrado la noche de este jueves en una cisterna cercana al motel Nueva Castilla; algo más que indigna del caso es que en ese lugar ya habían estado investigando con anterioridad, pero no habían encontrado nada.

Encuentran otras jóvenes desaparecidas

En redes sociales también se ha comentado sobre el hecho de que durante la búsqueda de Debanhi se encontraron los cuerpos de otras cinco mujeres, que tenían reporte de desaparición de este mismo mes, algo que ha alertado a la población de Nuevo León y del país.

El fiscal admite “errores humanos masivos”

El fiscal general de Nuevo León, Gustavo Adolfo Guerrero, dijo reconocer un “falla humana masiva” en la búsqueda de Debanhi; asimismo, explicó que las labores de búsqueda iniciaron por medio de un equipo capacitado, pero cuyos integrantes no había policías porque “así lo establece la ley”.