top of page
  • AFP

Costos del maíz y el tomate esta en las nubes


Una de las cosas que pone en jaque a las familias mexicanas es el alza de precios en la canasta básica o al menos con los alimentos de primera necesidad. Sin duda son esas alzas de precios que vienen a afectar la economía de los ciudadanos. Ciertamente porque incrementan precios pero el salario es el mismo, por eso afecta el bolsillo, porque mientras el salario es el mismo los precios de la canasta básica sigue siendo de precios. Por ejemplo, la tortilla, aumentó el precio del maíz a nivel internacional, eso también afectó; y el maíz no sólo se utiliza para la tortilla, para la alimentación directa de personas, de todos, como alimento básico, sino también se utiliza para alimento de aves, de porcinos, de ganado porcino, entonces eso es también lo que está ocasionando este incremento. el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador apuntó que el Gobierno de México ya está apoyando a los productores de maíz con el establecimiento de un Precio de Garantía, por lo que descartó el subsidio a la tortilla. “Queremos apoyar al productor, el subsidio lo queremos mantener con el Precio de Garantía y buscar que se mantenga el precio de la tortilla bajo.”, apuntó. El presidente agregó que también se les está apoyando a los productores con la entrega de fertilizante con el fin de impulsar la producción de maíz. La tortilla de maíz, la base de la alimentación de la mayoría de los mexicanos, ha alcanzado su precio más alto desde 2017. De acuerdo con datos del Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados de la Secretaría de Economía, el precio promedio de la tortilla a nivel nacional es de 17,64 pesos por kilogramo, mientras que en ciudades fronterizas se ha llegado a encontrar en 27 pesos (poco más de un dólar por un kilo de este alimento). El aumento del precio de la tortilla se encuentra por arriba del precio de la inflación generalizada, que en abril se situó en 6,08%, también uno de los índices más altos desde hace cuatro años. En tanto, el kilogramo de tortilla tuvo un incremento de 6,15%, por encima de la inflación generalizada. Ya no compras un kilo de tortillas, ahora mejor compras diez pesos o lo que traigas en el momento. Y bueno en Chiapas siguen esas mismas malas noticias para la economía de las familias chiapanecas, y es que, de acuerdo con los empresarios tortilleros el precio de este básico podría subir hasta 8 pesos en el último mes del año. José Ramón Salazar Ballinas, presidente de la asociación de Industriales de la Tortilla “Somos Chiapas” indicó que, podría aumentar hasta 25 pesos el kilogramo en diciembre próximo. Esto se debe al encarecimiento de uno de los mayores insumos para las tortillerías, el gas LP, que tanto empresarios como amas de casas lo han resentido. Sin embargo, son las tortillerías quienes más lo padecen y esto se traduce en incremento a la tortilla. Además del incremento del gas LP, se suma también el incremento que implementarán las harineras a finales de este mes, por lo que, quienes vendan ahora el kilo de tortilla a 18 pesos, es probable que le suban de 22 hasta 25 pesos el kilogramo. Resaltó que las autoridades no han apoyado ni en la regulación del precio del gas, pues “al ellos nos les importa”.

Agregó que existen 500 dueños de tortillerías en la capital de estado, sin embargo, existen más de mil tortillerías, las cuales no están reguladas. Ante ello, pidieron comprensión de la ciudadanía, puestos estos incrementos no son por cuenta propia. En cuanto al comportamiento de los productos básicos, el tomate fue el producto que más subió de precio, al pasar de 17 a 32 pesos el kilo, pero hay comerciantes que lo venden hasta en 36 pesos. De acuerdo con un sondeo en las verdulerías y establecimientos del mercado municipal, los comerciantes lo venden en promedio a 28, 30, 32 y 34 pesos el kilo, según la calidad. Está creciente en los precios pone “en jaque” a los comerciantes pues aunque afirman el alza de precio se da desde las bodegas donde compran la caja o reja de las verduras, muchas personas han empezado a bajar su cuota de compra pues si antes adquirían de 5 a 6 kilos para tener jitomate o tomate para toda la semana, ahora optan por comprar de 1 a 2 kilos o bien solo 3 o 4 piezas para hacer la comida del día.

bottom of page