• EFE

Crimen de española en México en 2017 da un giro tras anular condena a marido

Ciudad de México.- Aunque falta todavía la revisión final del caso, la anulación de una sentencia que condenaba al marido de la española Pilar Garrido, asesinada en 2017 en México, a 47 años de cárcel por feminicidio ha dado un giro radical al caso de este crimen rodeado de polémicas y acusaciones.



"Es una ventana de esperanza, por supuesto que sí, vamos a esperar que Dios nos apoye y ya absuelvan a Jorge, porque ya tiene cuatro años" en prisión, afirmó este viernes a Efe Jorge Fernández Villarreal, padre del acusado.


En una dura resolución judicial, un tribunal federal mexicano anuló la sentencia que condenaba por feminicidio a Jorge Fernández, acusado de haber matado a su esposa en 2017 en un caso muy mediático.


"Para los efectos precisados en la parte final de esta ejecutoria, la Justicia de la Unión ampara y protege a Jorge Fernández González en contra de la sentencia definitiva del diez de junio de 2019, dictada por la Sala Colegiada en Materia Penal del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Tamaulipas", detalla el documento del amparo directo 1258/2019 facilitado a Efe.


Según explicó a Efe el abogado defensor, Jesús Eduardo Govea, ahora una sala colegiada penal del estado de Tamaulipas debe revisar el caso "en un breve término".


Ello pese a que el Poder Judicial de la región ya ha pedido una prórroga dada "la complejidad del caso", explicó el defensor.


El letrado señaló que en cuanto al "efecto" de la sentencia de amparo del tribunal federal se fijan "unos lineamientos muy precisos" para anular la sentenciar anterior y versa sobre los "razonamientos" empleados por los magistrados de Tamaulipas, que se basaron en "juzgar con base en indicios" y sin lograr acreditar la responsabilidad de Fernández.


El documento cita que se declaró la culpabilidad de Fernández mediante pruebas que no eran contundentes, omisiones e inconsistencias, basándose en testimonios y percepciones de agentes y funcionarios públicos.


Ahora el tribunal "deberá emitir una nueva resolución en la que, siguiendo la doctrina jurisprudencial de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y los lineamientos de esta ejecutoria, se pronuncie fundada y motivadamente" sobre los hechos.


En ningún caso, puntualizó el abogado, podrá reponerse el juicio desde cero.


VERSIONES ENCONTRADAS


Garrido, valenciana de 34 años, desapareció el 2 de julio de 2017 cuando viajaba con su marido y su bebé en su automóvil de regreso a Ciudad Victoria tras pasar unos días en la playa.


A finales de julio se encontraron restos óseos y jirones de ropa y 15 días después las pruebas de ADN identificaron a la española.


Aunque en un primer momento se creyó la versión del marido, que aseguraba que había sido secuestrada, el caso dio un vuelco cuando la Fiscalía estatal lo detuvo alegando contradicciones en sus declaraciones.


La Fiscalía de Tamaulipas acusó al marido de matar a la española y a lo largo del juicio, que arrancó el 30 de agosto de 2018, desfilaron desde testigos que alegaron presenciar malos tratos hasta expertos en ciencias forenses y antropólogos para sustentar dicha versión, que siempre fue puesta en duda por los familiares de Fernández y también por los de Pilar Garrido, que llegaron a testificar a favor del marido.


Por su parte, los abogados de Fernández defendieron la inocencia del marido alegando inconsistencias en las pruebas aportadas por la Fiscalía y la imposibilidad de determinar las causas de la muerte de la española.


Entrevistado en agosto de 2018 desde el penal de Ciudad Victoria (Tamaulipas) donde estaba preso, el propio Fernández, muy devoto, afirmó a Efe: "No es que mantenga mi versión; es que es la verdad".


Y dijo tener "sed y hambre de justicia, pero no la justicia que da el mundo".


El juicio padeció serios reveses como el abandono de varios abogados defensores y el asesinato a mano armada y en plena calle de uno de los jueces y una de las integrantes de la Fiscalía.


En enero de 2019, Fernández fue condenado a 47 años de cárcel por el feminicidio de su esposa.


"Es una esperanza, aunque todavía estamos esperando que resuelva otra vez el tribunal del estado de Tamaulipas", reiteró este viernes el padre de Jorge Fernández, que se mostraba no obstante optimista.