• EFE

Cuba anuncia que vacuna "Abdala" contra covid, comenzará a aplicarse en México

La Habana.- El grupo estatal de la industria biofarmacéutica de Cuba (BioCubaFarma) informó este miércoles que su vacuna Abdala contra la covid-19 comenzará a administrarse en México, luego de recibir la autorización de uso de emergencia de la entidad reguladora de ese país.



"Con esta aprobación, México puede importar la vacuna Abdala, para su uso en la Política Nacional de Vacunación contra el virus SARS-CoV-2 en personas mayores de 19 años", detalló BioCubaFarma en Twitter.


El complejo biofarmacéutico aseguró en la red social que de esta forma "avanza la inserción internacional" de las fórmulas cubanas contra la covid-19, un objetivo del Gobierno cubano.


Además de Abdala, Cuba cuenta con otras dos fórmulas contra la covid-19: Soberana 02 y Soberana Plus, que recibieron la autorización de uso de emergencia por la entidad reguladora cubana, el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos, de referencia en la región y precalificada en materia de vacunas por la Organización Mundial de la Salud.


Las tres vacunas cubanas tienen una eficacia superior al 90 %, según las autoridades cubanas, datos que no han sido contrastados por expertos externos independientes.


Por eso, entre otros motivos, ninguna de las tres vacunas ha sido homologada por la OMS, un sello que le otorgaría aceptación internacional como la que disfrutan las fórmulas de Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Janssen.


Cuba no integra el mecanismo Covax de la OMS para que las naciones de ingresos medios y bajos adquirieran vacunas y decidió no comprarlas en el mercado internacional.


El presidente de BioCubaFarma, Eduardo Martínez, comentó recientemente que hay interés de "someterlas al proceso de precalificación" internacional para que expertos independientes revisen su efectividad y sean aprobadas a nivel internacional por la OMS.


Esto daría validez externa a las fórmulas cubanas para que otros países las adquieran y supondría una fuente de divisas internacionales para la economía cubana, que atraviesa un grave crisis.


Hasta ahora solo socios políticos de La Habana han adquirido algunas de estas vacunas, como Venezuela, Nicaragua, Irán y Vietnam.