• AFP

Debe existir mano dura al transporte público


Una de las noticias no tan agradables para este 2020 es el incremento del pasaje público, por lo que la ciudadania puso “el grito en el cielo”. El ajuste del pasaje será para este mes, toda vez que fue anunciado por el propio secretario de Movilidad y Transporte, Aquiles Espinosa García. Al respecto, el dirigente de la Cámara Estatal del Autotransporte, David Fonseca Cartagena, sostuvo que la tarifa que se ha venido manejando en estos últimos años es de carácter social, por lo que es necesario realizar este ajuste mientras se realizaban los estudios pertinentes para aplicar un incremento que obedece a varias necesidades dentro del sector. Pero a decir verdad, el transporte publico deja mucho que desear. Las quejas contra los transportistas al volante, son las mismas. Una de las principales, es la precariedad de las unidades. Otra de las cosas, son los accidentes de estos vehículos por lo que son cada vez más frecuentes y algunos de ellos han resultado fatales; sin embargo, a las autoridades parece no importarles que la población arriesgue la vida cada que uno se sube al colectivo. Para el transporte público en la capital del estado, en definitiva no son los más preparados para brindar un servicio de calidad; la palabra “servicio” no existe en su vocabulario, son personas que tienen la necesidad de trabajar con una licencia de manejo. Para ellos, la instrucción es conducir un automóvil y llegar a determinado lugar en cumplimiento de un horario, así como de cubrir la cuota. Pero los usuarios siempre pasan a segundo término y pareciera que nadie piensa en ellos, de acuerdo con las autoridades de Tránsito y Vialidad Municipal, en tan solo una semana se registran de 6 a 10 percances en los que se han visto involucrados taxis o colectivos. Una de las rutas que más ha sido reportada por percances en la ruta 91, del libramiento norte. Otro de los transportes que sin duda incrementaran el costo del pasaje es, la ruta Tuxtla-Chiapa de Corzo, usuarios de dicha ruta han denunciado las irregularidades que comenten los concesionarios y conductores, algo que pone  en riesgo la vida de los ciudadanos. Los denunciantes exponen que en diferentes ocasiones estas unidades han protagonizado accidentes dejando heridos, así como víctimas sin embargo no toman las medidas de seguridad pertinentes para resolverlos.

De acuerdo a los testimonios, las Urvan son cargadas con sobrecupo en la mayoría de ocasiones, además de manejar a exceso de velocidad, son unidades relativamente nuevas, sin embargo son las que más se han visto involucradas en choques. Al final se aceptara el incremento pero sería bueno cambien exigir que los transportistas cumplan con las medidas de seguridad, así como presentar unidades en buen estado, sobre todo la recomendación sería de evitar llevar sobre cupo, ya que dicha acción pone en riesgo a los pasajeros. Pero sobre todo pedir a las autoridades mano dura al transporte público en Chiapas.