• ALEJANDRA OROZCO

Descargas eléctricas aumentan en temporada de lluvias

Tuxtla.- Esta semana, se registraron dos incidentes distintos con personas lesionadas al electrocutarse, un albañil en la colonia Albania Alta y un pintor en La Misión, y es que este tipo de incidentes son bastante comunes en dichos ámbitos.



Julio Camacho Castellanos, comandante de guardia de Protección Civil, señaló que este tipo de atenciones son frecuentes por este tipo de accidentes, sobre todo entre trabajadores de la construcción, niños y de manera general, e incrementan en temporada de lluvias.


Por ello, recomendó a la población no salir a la calle descalzos en esta época, porque el agua conduce energía y puede ocurrir un accidente, y es que dependiendo del grado de la descarga, las lesiones pueden llevar hasta la muerte.


“Lo que son los trabajadores de construcción, hemos notado que muy pocos trabajadores están acostumbrados a trabajar con un protocolo de seguridad, entonces es por eso que el exceso de confianza ha llevado a muchos trabajadores a tener este tipo de accidentes”.


Incluso, recordó el caso de hace años, en el que un trabajador sostenía una varilla que chocó con cables de media tensión, provocándole la muerte, por lo que pidió tomar en cuenta estos aspectos al momento de trabajar.


“Que trabajen con protocolos de seguridad, y de igual manera identifiquen los lugares donde hay corriente, es importante no trabajar cerca de una toma de corriente, importante también la señalización, que delimiten el área o que pongan anuncios que hay un riesgo eléctrico para que se puedan evitar daños”, señaló.


Además, pidió a la ciudadanía informar a las instancias correspondientes sobre la existencia de árboles que puedan chocar con los cables de electricidad que conducen energía, para que se desramen y así evitar más riesgos a futuro.



Por su parte, la paramédico Isabel García, pidió tener cuidado con los niños en casa, a los contactos ponerles protectores, checar que las instalaciones estén en buen estado, revisarlas cada 10 años, ya que son la principal causa de incendios o cortos circuitos.


En el baño, recomendó no tener tinas o cuerpos que puedan ser energizados cerca de aparatos eléctricos o fusibles, ya que el resultado pueden ser quemaduras de primer a tercer grado o un traumatismo craneoencefálico que puede hasta a perder la vida, y también implican un riesgo para quienes los rodean.


“Antes de acercarse al paciente hay que cortar la energía eléctrica porque en ese caso podemos correr nosotros el riesgo de también ser energizados, si fuera al exterior tenemos que esperar que suelte la misma energía eléctrica, a veces nosotros vemos que es el mismo familiar y queremos intentar separarlo pero en vez de aminorar, agravamos más la situación, y a veces pueden ser dos lesionados”, puntualizó.