• AFP

Desigualdad, violencia de género y pobreza, por mencionar algunos virus que atacan a México


Creanme que México está amenazado de otras pandemia, aparte del Covid-19. Y es que mientras a unos los a matado el coronavirus, a otros la violencia de género, la pobreza, la desigualdad y otro de los temas que solo lo han seguido los activistas es la desaparición forzada. En principio, las desapariciones forzadas forman parte de una política contrainsurgente orientada a la eliminación física de aquéllas personas que luchan por transformar las relaciones sociales emanadas del modo de producción capitalista. Sin embargo, en los últimos catorce años, la práctica de la desaparición forzada ha adquirido otros matices por la suma de nuevos-viejos perpetradores, lo que ha hecho que el problema se profundice y generalice en todo el territorio nacional. A tal grado que ahora se presenta como una práctica arraigada en la sociedad, y no como una política que deviene del Estado mexicano. En lo que respecta a la violencia de género, el feminicidio otra problemática para México, incluso muy marcado en nuestro estado. El aumento de llamadas de auxilio, de ingresos a refugios y de feminicidios durante la contingencia por COVID-19 ha demostrado que para las mujeres resguardarse en casa significa mayor riesgo de ser agredidas. Para eso existe un sector de la población más afectada, que son las mujeres indigenas, la invisibilidad es lo habitual en el tema de la violencia contra las mujeres indígenas, incluso, los son las propias comunidades indígenas en general. Desde su análisis, que “casi no se habla”, son una sociedad discriminada y que no garantiza el acceso a la justicia ni a la información de forma igualitaria para todas. Duele pero, es necesario reconocer que las mujeres mexicanas están sujetas a desigualdades que se profundizan de manera muy grave cuando forman parte de comunidades indígenas. Por eso, se debe apostar más por programas que las ayuden a ser autogestivas y a darse cuenta de que tienen derecho a exigir una vida digna, saludable y libre de violencia. Ahora vamos con la otra pandemia: la pobreza. El impacto económico del COVID-19 en México podría aumentar la pobreza por ingresos entre 7.2 y 7.9%. Esto significa que entre 8.9 y 9.8 millones de personas se sumarán a la población con recursos insuficientes para adquirir una canasta alimentaria, bienes y servicios básicos. El número total de personas en situación de pobreza extrema por ingresos, es decir, que su ingreso es insuficiente para adquirir la canasta alimentaria en dicho periodo de tiempo se incrementaría entre 4.9 y 8.5%, equivalente a entre 6.1 y 10.7 millones de personas. La crisis podría provocar que la población que en 2018 no era pobre ni vulnerable tenga afectaciones que los lleven a encontrarse en condiciones de pobreza o vulnerabilidad. El análisis de Coneval señala que además de los posibles efectos en la pobreza, las mujeres deberán afrontar esta pandemia de COVID-19 con mayores desventajas, hasta eso. Sumando los costos y esfuerzos que conlleva que participan en mayor proporción en las tareas de cuidado en casa y del trabajo doméstico. La desigualdad es lacerante, México pertenece al 25% de los países con mayores niveles de desigualdad en el mundo. Un ejemplo: mientras el estrato poblacional con menores ingresos percibe 101 pesos por día, el más alto ingresa en promedio 1,853 pesos, 18 veces más. Las brechas entre ricos y pobres son tan marcadas, que en nuestro país vive el hombre más rico de América Latina junto con más de 50 millones de personas pobres. El modelo económico mexicano beneficia sólo a las élites económicas. Y es que los grupos de interés económico ejercen influencia desmedida sobre diferentes políticas públicas para mantener privilegios. Esto constituye una captura política del Estado. Además de las desigualdades salariales y la discriminación laboral que enfrentan las mujeres en el mercado del trabajo, éstas también tienen que enfrentar desigualdades en casa.

Al llegar a sus hogares después de sus jornadas laborales, las mujeres destinan en promedio casi tres horas a limpiar, lavar, cocinar y cuidar a las hijas e hijos. Los hombres apenas destinan una hora a estas actividades. Y bueno, la verdad es que nos faltarían hojas para escribir todo lo que nos está matando en México. Pero es necesario cubrir todas las necesidades de todos los sectores, México puede ser un país diferente, primeramente que el Gobierno aporte políticas públicas para que como sociedad nos enganchemos al apoyo.

¿TIENES ALGUNA DENUNCIA O ALGO QUE CONTARNOS

EL MEDIO DE TODAS LAS VOCES

El Sie7e de Chiapas es editado diariamente en instalaciones propias. Número de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional de Derechos de Autor: 04-2008-052017585000-101. Número de Certificado de Licitud de Título y Certificado: 15128.

Calle 12 de Octubre, colonia Bienestar Social, entre México y Emiliano Zapata. C.P. 29077. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Tel.: (961) 121 3721 direccion@sie7edechiapas.com.mx

Queda prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de esta casa editorial y/o editores.

NAVEGA

¡SÍGUENOS!

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram
  • Spotify
  • Apple Podcasts
  • Soundcloud
  • LinkedIn

© 2020. DISEÑO WEB Y PRODUCCIÓN MULTIMEDIA   |  www.ideasdementes.com