• AFP

Después de 20 años, los talibanes buscan volver a gobernar Afganistán


El mundo sigue su marcha a pesar de la pandemia, los países siguen su vida, su política, sus conflictos, su economía y salud en medio de una pandemia que vino para quedarse. Para ser más puntual, la pandemia no ha parado nada y justamente en Afganistán se esta viviendo una revuelta civil. Y es que los talibanes lograron conquistar el gobierno de Afganistán. Tomaron las principales ciudades del país hasta llegar al Palacio Presidencial y provocar la huida del presidente Ashraf Ghani. Después de 20 años, los talibanes buscan volver a gobernar Afganistán. Estos religiosos fundamentalistas del Islam comenzaron su avanzada aprovechando que Estados Unidos realizaba su retirada después de la ocupación que iniciaron en 2001. Las fuerzas afganas no pudieron contener a los talibanes que ya controlan la capital Kabul, dispuestos a proclamar un nuevo Emirato Islámico de Afganistán. El avance de los talibanes hasta Kabul ha sido tan rápido; y es que en 2020, el gobierno de Estados Unidos firmó un acuerdo para retirar sus tropas de Afganistán, en mayo de 2021 empezó la retirada. Se pensaba que el ejército afgano podría responder a los ataques de los talibanes con aproximadamente 300,000 miembros y un mejor equipamiento. Hace unos meses, pudieron resistir el ataque talibán en Lashkar Gah; sin embargo, sin el apoyo aéreo y militar estadounidense, no soportaron más. La retirada de las tropas de Estados Unidos de Afganistán comenzó desde el mandato de Donald Trump con el acuerdo que se firmó en Doha en el 2020 con los talibanes, en el que habían negociado un acuerdo de paz. En este trato, los talibanes se comprometieron a no atacar a EE.UU. mientras que los estadounidenses a retirar sus tropas de territorio afgano. Con la llegada de Joe Biden a la presidencia de Estados Unidos se mantuvo la decisión de retirar a los militares de Afganistán con la idea de sacarlos antes de septiembre de este año. El mandatario aseguró que mantener allí la presencia militar no estaba ya en el interés de su país. El conflicto empezó el 11 de septiembre de 2001 cuando fueron secuestrados cuatro aviones comerciales en Estados Unidos, estrellando dos contra las torres del World Trade Center, uno contra el Pentágono y otro en un campo en Pensilvania. Un mes después del ataque, estadounidenses y aliados llegaron a Afganistán, para evitar que Al Qaeda tuviera un refugio seguro. Una de las cosas que más se teme es ¿cómo garantizarán los Talibanes los derechos de las mujeres tras toma de Afganistán?; nn portavoz del Talibán prometió el martes que los insurgentes que tomaron el control de Afganistán en los últimos días respetarán los derechos de las mujeres y que no cobrarán venganza, tratando de calmar a una población recelosa y a unas potencias mundiales escépticas. Zabihula Muyahid prometió que los talibanes respetarán los derechos de la mujer, pero dentro de las normas de la ley islámica. Dijo que el grupo quiere que los medios privados "permanezcan independientes", pero enfatizó que los periodistas "no deberían trabajar en contra de los valores nacionales". También prometió que los insurgentes traerán seguridad a Afganistán, pero sin buscar venganza contra quienes trabajaron con el gobierno anterior o con países o fuerzas extranjeras. Muchas mujeres han expresado su temor de que el experimento occidental de dos décadas para ampliar sus derechos y rehacer Afganistán no sobreviva al resurgimiento del Talibán.

Y es que los talibanes se basan en una ideología que dicta que las mujeres solo deben ocupar los roles sociales más limitados. La última vez que gobernaron, prohibieron que las mujeres y las niñas realizaran la mayoría de los trabajos e incluso que asistieran a la escuela. Y las mujeres que eran sorprendidas fuera de casa con el rostro descubierto se arriesgaban a castigos muy severos. Por esa razón, el Departamento de Estado de Estados Unidos publicó una declaración conjunta firmada por decenas de países en la que expresa su preocupación por los derechos de las mujeres y niñas afganas e insta a los que están en el poder en Afganistán a “garantizar su protección”.

Entradas Recientes

Ver todo