top of page
  • RUBÉN PÉREZ

Destaca ACNUR apoyo a más de 20 mil migrantes

Tuxtla.- Entre los años 2016 y mayo de 2022, cerca de 21 mil 935 personas refugiadas y solicitantes de asilo fueron reubicadas dentro de México desde estados del sur, donde las oportunidades de integración y los servicios para las personas reconocidas como refugiadas son limitados, a 11 ciudades del centro y del norte del país. La mitad de estas reubicaciones se logró en los últimos diez meses.


Así lo advirtió el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR) que, junto a la Agencia de la OMNU para Refugiados, lograron esa reubicación e integración gracias a un innovador programa que los ha ayudado a reiniciar sus vidas en sus nuevas comunidades en México.

Entre otros detalles, comentó que más del 70 por ciento de todas las solicitudes de asilo en México se presentan en el estado sureño de Chiapas.

Por ello, especificó que el Programa de Reubicación e Integración Local ayuda a la población refugiada y solicitante de asilo a trasladarse voluntariamente e integrarse en ciudades del centro y norte del país, donde la oferta laboral y de vivienda, así como los sistemas de educación y salud, facilitan la integración efectiva.

“Esto es resultado de la dinámica demográfica y económica en la zona centro, occidente y norte de México, catalizada por una mejor capacidad de absorción para responder a las necesidades de la población”, puntualizó.

En ese sentido, el ACNUR destacó que apoya a las personas que participan en el programa con alojamiento temporal, orientación cultural, formación profesional, matriculación escolar y colocación laboral. Después de dos años de residencia permanente, las personas refugiadas pueden solicitar la naturalización.

“El programa forma parte de una estrategia más amplia de ACNUR de inclusión de las personas refugiadas”, dijo Giovanni Lepri, Representante de ACNUR en México, destacando que muchas de las personas refugiadas logran estabilizarse en las ciudades en las que solicitan asilo, sin necesidad de ser reubicadas.

Según un reciente estudio de Naciones Unidas, solo 10% de las personas refugiadas en el sur de México tenía empleo y 17% contaba con trabajos informales esporádicos.

Después de su reubicación, 92% tenía un empleo formal, con ingresos que eran, en promedio, 60% más altos que en el sur. En la actualidad, más de 250 empresas nacionales y multinacionales emplean a personas refugiadas como parte del programa.

De hecho, subrayó, las personas participantes en el programa contribuyen anualmente con más de 117 millones de pesos mexicanos en impuestos y contribuciones estatales.

En los próximos 12 meses, avizoró, se proyecta que las más de 20 mil personas refugiadas reubicadas hasta ahora generarán un total de aportaciones estatales que exceden el presupuesto de 2021 de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR).

En 2021, más de 131 mil personas solicitaron asilo en México, una cantidad récord, 220% más que en 2020.

bottom of page