• EFE

Diputados aprueban gasto de 415.000 millones de dólares para 2023

Ciudad de México.- La Cámara de Diputados de México aprobó este martes en lo general el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2023, que estima un gasto neto por 8,3 billones de pesos (unos 415.000 millones de dólares), entre recortes a los órganos judicial y electoral, y aumentos a los subsidios gubernamentales y mega obras del presidente Andrés Manuel López Obrador.


Con 273 votos a favor, 222 en contra y cero abstenciones, el pleno de los diputados mexicanos avaló el incremento del 11 % en el gasto del Gobierno mexicano, así como un alza del 15 % en los subsidios gubernamentales, que ha sido visto por organizaciones nacionales como intenciones para ganar votos rumbo a las elecciones de 2024.

Además, el gasto prevé una inversión fija bruta mayor en un 21 %, la cual será destinada en su mayoría a los proyectos emblemáticos del presidente Andrés Manuel López Obrador en el sureste mexicano, como la Refinería Olmeca, de Dos Bocas, el Tren Maya, el Corredor Interoceánico o el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles.

Al defender el proyecto del presupuesto, el diputado presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, Erasmo González, dijo que este presupuesto "busca dar continuidad a la política social para garantizar el bienestar de las familias".

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público mexicana, que presentó el proyecto de presupuesto para el año entrante el pasado 8 de septiembre, aseguró que este gasto programado para 2023 "es congruente y mantiene la política de austeridad republicana, así como el no endeudamiento y sin incrementos a los impuestos".

Con su aprobación en lo general, el PEF 2023 también prevé un déficit presupuestario por 1,13 billones de pesos (unos 56.707 millones de dólares), al prever ingresos por 7,1 billones de pesos (unos 355.000 millones de dólares) en la Ley de Ingresos, previamente aprobada por el Congreso mexicano.

SECTORES ECONÓMICOS

Por sectores económicos, el PEF 2023 estima recursos por 111.911 millones de pesos (5.595 millones de dólares) para la Secretaría de la Defensa Nacional, encargada del Ejército mexicano, y 99.028 millones de pesos (4.951,4 millones de dólares) para Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, en medio de críticas por los altos niveles de inseguridad que enfrenta el país.

Además, prevé 209.616 millones de pesos (10.480 millones de dólares) para la Secretaría de Salud y 402.276 millones de pesos (20.113 millones de dólares) para la Secretaría de Educación Pública.

De acuerdo con un análisis del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) el gasto en educación incrementa un 4,5 % respecto de lo aprobado para este año, aunque es menor que en 2019, previo a la pandemia de la covid-19, que cerró planteles educativos por las medidas de contingencia aplicadas.


En tanto, el análisis del CIEP también señala una caída del 2,1 % en el gasto per cápita en salud para la población sin seguridad social, lo cual toma relevancia para la economía mexicana, que registra un 55 % en su tasa de informalidad.

Para la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes, se estima un gasto de 77.411 millones de pesos (3.870 millones de dólares), que en su mayoría se destinarán al desarrollo del Tren Maya, que conectará todo el sureste mexicano a través de vías férreas, con atención especial en Quintana Roo, Caribe mexicano.

Los diputados acordaron abordar las más de 2.000 reservas al PEF 2023 en sesiones posteriores, que podrían alargarse hasta el fin de semana por el volumen de modificaciones planteadas, principalmente por los partidos de oposición.

Los tiempos legales marcan que el PEF 2023 debe estar aprobado a más tardar el próximo 15 de noviembre para ser publicado de forma oficial por el Gobierno mexicano en el Diario Oficial de la Federación a los 20 días naturales posteriores a su aprobación en el Congreso mexicano.