top of page
  • ALEJANDRA OROZCO

Discriminación y depresión, consecuencias de la lepra

Tuxtla.- Como cada año, el último domingo de enero se conmemora el Día Mundial de la Lepra, fecha instaurada desde 1954 por iniciativa de un periodista para dar a conocer la enfermedad que erróneamente se ha creído erradicada en el mundo.



Janet Morales Enríquez, responsable estatal del programa de prevención y control de la lepra en el estado, señaló que se trata de una enfermedad no hereditaria ni congénita, prevenible y curable.


"La lepra es una enfermedad infectocontagiosa crónica que la transmite una bacteria, mycobacterium leprae, de crecimiento lento y que afecta principalmente la piel, mucosas y nervios periféricos, de no ser tratada puede llegar a causar deformaciones", señaló.


Para padecerla, el paciente debe tener una predisposición genética, inmunológica y nutricional, y estar en contacto constante y continuo con una persona infectada sin recibir tratamiento, pero aún hay casos en el mundo y también en nuestro estado.

Cabe señalar que la Organización Mundial de la Salud (OMS), dona el tratamiento para esta enfermedad, consiste en poliquimioterapia, una combinación de tres medicamentos de acuerdo al tipo de lepra adquirida, que se administra durante seis a doce meses manteniendo una vigilancia estrecha.


"Antes, se creía que era castigo de Dios y aislaban a las personas, esto se sigue dando aún, faltamos muchos países, no precisamente aquí, sino en otros países, se pierden los derechos humanos de los pacientes al aislarlos, les damos menos oportunidades de crecimiento social, familiar de trabajo, y depresión que viene hacia ellos”, dijo.



Es por eso que la enfermedad no solamente es importante por el número que podamos tener, sino también por las consecuencias de las discapacidades que puede causar y la discriminación que estos pacientes tienen.


Se trata de una enfermedad milenaria con muchos tabúes y mitos, que desde hace más de mil años aparece en libros sagrados y sigue siendo controversial y llena de desinformación, pues se sigue tratando como si se tratara de una plaga.


Algunas de las consecuencias a largo plazo pueden ser pérdida de sensibilidad, debilidad muscular o deformidades, por lo que se debe diagnosticar y tratar a tiempo, para que no se siga extendiendo y se logre por fin erradicarla.

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page