• RUBÉN PÉREZ

Egresados en Medicina Alternativa podrían ocupar espacios que alópatas no quieren

Tuxtla.- Quienes son especialistas en medicina alternativa o están a punto de egresar de una carrera de ese tipo podrían aprovechar la convocatoria o las convocatorias que lanza el gobierno, a través de la Secretaría de Salud, para ocupar plazas que médicos alópatas no quieren tomar, por diferentes factores, como la lejanía o el peligro que ello representaría.


Así lo manifestó Julio César Davis Robles, director general de la Escuela de Medicina Alternativa (EMA), quien agregó: “Hemos visto la convocatoria por parte de las instituciones de salud, y los médicos alópatas no quieren asistir por sus diferentes razones, sin embargo, el perfil de nuestros egresados tiene herramientas para curar, y puede llegar a esas comunidades y tener éxito, mediante una medicina que no provoca efectos secundarios o colaterales, además de que es económica”.

Por eso les interesa, insistió, en que más jóvenes conozcan de la oferta educativa de EMA, y con ello proyectarse en diferentes instituciones, tanto en el sector público como el privado.

Tras destacar que, por fortuna, existen más escuelas de medicina alternativa en la entidad, apuntó que es momento de hacer algo diferente y abordar al paciente de manera integral, es decir ir más allá de lo físico, sino a lo emocional.

A pesar de que aún existe rechazo de galenos convencionales por la medicina alternativa, Davis resaltó que cada vez hay mayor aceptación de ese sector, “yo soy egresado de una escuela de medicina alópata, sin embargo, me interesó la homeopatía, y por ello profundicé en esta área”.

Otra de las metas que quieren lograr, externó, es formar parte de las instituciones públicas como el IMSS, “sin embargo, hay ciertas resistencias, pero tenemos que convencer con resultados, para que los derechohabientes sean los más beneficiados, y el gasto público también sería beneficiado”.

A 28 años de su creación, EMA, con validez oficial por parte de la Secretaría de Educación, se ha preocupado por la adecuada preparación y capacidad con las que cuentan sus 22 generaciones de egresados, dijo el entrevistado.

Aseguró que la idea de crear la carrera en Medicina y Naturoterapia nació por la necesidad de implementar terapéuticas diferentes a la medicina alópata.

Es decir, explicó que quienes se formen en la misma podrán emplear la homeopatía, la acupuntura, la terapia neural, la hidroterapia y fisioterapia, u otras formas que contribuyan al restablecimiento de la salud de los pacientes, sin dejar a un lado la medicina tradicional para que se conozca cómo funcionan los medicamentos o tratamientos de esta última.

El también médico cirujano homeópata aseguró que, como escuela, les interesa que los alumnos que están a punto de culminar el bachillerato tengan en mente otra opción en el área de la medicina, y con ello llegar a poblaciones suburbanas y rurales donde más se requiere de la atención de especialistas.

Luego de explicar que un estudiante puede culminar la carrera en ocho semestres, más seis meses de servicio social, expuso que la colegiatura, al mes, va de los 2 mil a los 3 mil pesos.

No obstante, comentó que como EMA ofrecen becas a quienes cuenten con promedios arriba del 8.5, o que provengan de familias de escasos recursos económicos.