• EFE

El detenido del tiroteo del 4 de julio en EE.UU. trazó su plan durante semanas

Washington.- Robert Crimo, el detenido por el tiroteo del Día de la Independencia en Highland Park (Illinois, EE.UU.), con siete muertos y 39 heridos, planeó el ataque durante semanas e iba disfrazado de mujer para no levantar sospechas, informaron este martes las autoridades.


Así lo señaló en una rueda de prensa el subdirector del Departamento del Sheriff del condado de Lake, Christopher Covelli, después de que su departamento entrevistara a testigos y supervivientes del suceso y revisara grabaciones de vídeo efectuadas con teléfonos móviles.

Por el momento, la policía no ha podido establecer cuáles fueron las motivaciones de Crimo, de 21 años, y contra el que se han presentado siete cargos de asesinato en primer grado y se espera que se presenten otros más por cada uno de los 39 heridos.

El estado de Illinois, donde se encuentra la localidad de Highland Park, no contempla la pena de muerte, y si el sospechoso es hallado culpable de los siete cargos de asesinato, la ley obliga a que la pena sea la cadena perpetua sin posibilidad de acceder a libertad condicional.

"No tenemos información que sugiera en este punto si tuvo una motivación racial o religiosa", añadió Covelli en respuesta a una pregunta sobre si se podría considerar un ataque antisemita debido a que en la zona donde se produjo hay una numerosa población judía.

Lo que sí que han podido esclarecer las autoridades es que Crimo, que actuó solo, planeó el ataque durante semanas.

"Llevó un rifle de alta potencia al desfile, accedió al tejado de una tienda a través de la escalera anti incendios y comenzó a abrir fuego contra los inocentes asistentes a la celebración por el Día de la Independencia", que en EE.UU. se celebra el 4 de julio, detalló Covelli.

El portavoz explicó que "lo más probable" es que el sospechoso aparezca delante de un juzgado mañana por la mañana.

Covelli reveló que Crimo tuvo dos encuentros con la policía de Highland Park: un intento de sucidio en abril de 2019 y un incidente en noviembre del mismo año, en el que un familiar alertó a las autoridades de que el joven tenía varios cuchillos y que "iba a matarlos a todos".

La policía intervino para confiscar las armas de Crimo y notificó a las fuerzas de seguridad estatales.

Covelli explicó también que el ya acusado compró las armas de fuego que la policía encontró tras el tiroteo en los años posteriores a estos dos sucesos.

Además del rifle que presuntamente utilizó en el ataque, los agentes encontraron otro rifle en el coche que utilizó para tratar de huir, dos pistolas y una escopeta, todas compradas legalmente.

Las autoridades de Highland Park revelaron los nombres de las víctimas de la masacre, entre los que hay una pareja de treintañeros que dejaron huérfano a un bebé de dos años.

VESTIDO DE MUJER PARA OCULTAR SU IDENTIDAD

Para pasar desapercibido, el sospechoso se vistió de mujer con el fin de esconder sus tatuajes faciales y su identidad.


Covelli explicó que el presunto atacante, que disparó más de 70 veces contra la multitud, había comprado el arma "legalmente" en Illinois.

Tras el tiroteo, Crimo abandonó el tejado desde el que disparó, arrojó su rifle y se mezcló con la gente como si fuera un espectador más del desfile, para dirigirse a la casa de su madre, que vive por el área.

Allí tomó el vehículo de su madre para escapar pero fue interceptado cuando trataba de huir. Dentro de ese coche, la policía halló un segundo rifle.

Medios locales se han hecho eco de varios vídeos y mensajes violentos que Crimo había subido a las redes sociales antes del ataque, entre los que figura una escenificación de un tiroteo en un colegio.

Según la cadena de televisión NBC, el joven representaba en sus vídeos diversas formas de asesinar, y en uno de los últimos muestra una decapitación. La plataforma Youtube cerró la página del joven el lunes por la noche.

"Sabemos que muchos de los vídeos que colgó reflejaban realmente un plan y un deseo de cometer una matanza", dijo la alcaldesa de Highland Park, Nancy Rotering, al canal CNN.

El presidente estadounidense, Joe Biden, ordenó hoy que hasta el próximo 9 de julio las banderas ondeen a media asta en todos los edificios federales, lo que incluye las embajadas y legaciones consulares, además de instalaciones militares en el extranjero.

La decisión, precisó un comunicado de la Casa Blanca, se toma como señal de respeto hacia los fallecidos, uno de ellos mexicano, y los heridos.