top of page
  • EFE

El ruido de los drones afecta más a los mamíferos que su impacto visual

Málaga.- Los grandes mamíferos terrestres son más vulnerables a los efectos del ruido provocado por los drones, unos sistemas tecnológicos cada vez más utilizados para estudiar la fauna en hábitats abiertos como la sabana o las marismas, que a su impacto visual.


Esta es una de las conclusiones de un estudio publicado en la revista científica ‘Drones’, en el que participa la investigadora del Departamento de Biología Animal de la Universidad de Málaga (sur de España) Margarita Mulero Pazmany, los expertos José Domingo Rodríguez-Teijeiro, de la Facultad de Biología y del Instituto de Investigación de la Biodiversidad de la Universidad de Barcelona (IRBio); Serge A. Wich, de la Universidad John Moores de Liverpool (Reino Unido) y Geison Pires Mesquita, del Instituto Baguaçu de Investigación de la Biodiversidad (IBPBio, Brasil), este último como primer autor.

Ya existen algunos trabajos que constatan que los drones de uso científico o recreativo pueden convertirse en una nueva fuente de perturbación para muchas especies animales, ha informado este miércoles la Universidad de Málaga en un comunicado.

Sin embargo, todavía hay pocos trabajos que identifiquen los factores reales asociados con estos dispositivos que pueden afectar negativamente al comportamiento de los animales.

Esta investigación analiza la reacción de dieciocho especies de grandes mamíferos ante los ruidos emitidos por un dron en los grandes espacios "ex situ" del parque zoológico de Sao Paulo (Brasil).

Las aves y los mamíferos son los dos grupos de animales más estudiados con el uso de drones y los más afectados por su uso recreativo.

“En especial, los grandes mamíferos son los más estudiados con drones por su tamaño, ya que son más fáciles de identificar mediante imágenes aéreas”, detalla el investigador postdoctoral Geison Pires Mesquida, primer autor del estudio.

Los vuelos se iniciaron a una altura máxima de 120 metros y, una vez el dron se situaba encima de los individuos, se iniciaba el descenso hasta que el animal mostraba algún comportamiento atípico.

“Se había estipulado un límite de diez metros por encima de los animales, si el animal no presentaba cambios de comportamiento, pero en ningún caso el dron descendió a esta altura, ya que los animales presentaron cambios de comportamiento a una altura superior”, apunta Pires Mesquita.

En general, las especies con mayor biomasa -elefantes, rinocerontes, jirafas, cebras y los cobos de agua- mostraron un cambio de comportamiento con los drones a mayor altura, y por lo tanto, con menos decibelios.

Los resultados detallan que el nivel de presión de sonido a baja frecuencia afectó especialmente al comportamiento del elefante asiático, pero no al del resto de las especies estudiadas, que se mostraron más sensibles al ruido en frecuencias medias y altas.

En el caso del elefante asiático, se observaron movimientos de balanceo de la cabeza ante la presencia del dron; en los felinos, gruñidos y movimientos bruscos del cuerpo, y en el oso de anteojos, también movimientos bruscos de las patas y la cabeza.

En los ciervos y el facóquero, los intentos de huir del lugar en el que se encontraban son ejemplos de los comportamientos que mostraron reacciones adversas al ruido de los drones.

“La mayoría de las especies estudiadas no mostraron reacciones comportamentales ante la presencia del dron a una altitud de 100 metros o superior, que es a la que se suele volar para realizar censos de fauna, lo que apoya que el uso responsable de estos sistemas constituye una herramienta de bajo impacto para el estudio de mamíferos", señala Mulero Pazmany.

Aunque este experimento no permite discriminar por completo entre los efectos que genera el impacto del estímulo acústico o visual del dron en la fauna, de manera indirecta se pudo deducir que el primer efecto causado por el dron en las especies es acústico.

Comprender que el ruido sonoro provocado por el dron tiene un impacto en ciertas especies de mamíferos antes que el visual puede ayudar a mejorar los estudios que actualmente se realizan con drones sobre estas especies y también minimizar los efectos negativos del uso recreativo en zonas con presencia de estas especies.

bottom of page