• ALEJANDRA OROZCO

Elisena, emprendiendo a base de raíces

Elisena Rodríguez es maestra de profesión, pero no ejerce, pasó de ser ama de casa a emprendedora, lo cual para ella significa apoyar la economía familiar, ya que la mayoría estamos en una situación económica difícil y la pandemia lo complicó más, es un apoyo a su esposo y a su hogar.



“Al principio me costó mucho vender, yo soy maestra, yo sé dar una clase pero es difícil ofrecerle tu producto al público y que a veces lo acepten y a veces lo rechacen, es frustrante que no lo quieran probar, para mí sí fue un reto explayarme, aprender, tuve muy buenas compañeras en los bazares, al principio si vendíamos cinco malangas era un triunfo”, recuerda.



Entrando en materia, la malanga es un tubérculo como la yuca o el camote, se da debajo de la tierra, no en la superficie, es una raíz que se da en las orillas de los ríos, pues requiere de mucha agua para brotar, la encontramos en Malpaso, donde se dan las mejores, hay malangas hasta de cinco kilos, aunque cuesta mucho manipularlas cuando están demasiado grandes pero se dan así por el río; esta zona es muy seca y árida y por ello su producción es muy difícil, sin embargo Coita por ejemplo también las cosecha, aunque más pequeñas.


“También tenemos platanitos dulces y salados, camote, yuca, pero el principal producto es la malanga, manejamos sabor jalapeño, queso cheddar, piquín, adobo y naturales, queremos llegar a los jóvenes, a los niños, hubo un tiempo que se sacó la comida chatarra del mercado y por eso queremos llegar a los más jóvenes, la malanga natural no tiene ningún sabor y para que les guste decidimos agregarlo, y ha gustado mucho, incluso estamos sacando un sabor dulce, porque mucha gente lo come con azúcar al consumirlo con su café y ha pegado muy bien, con canela y azúcar, no tiene conservadores y dura hasta un mes”, señaló.

El nombre de su marca, Taritos, viene de taro, pues así la conocen en algunos países, aunque todavía están elaborando el nombre para el resto de los productos, se trata de un proyecto familiar donde se involucran sus hijos, mi esposo por cuestiones de trabajo no vive con ellos pero con esto se mantienen y gracias a Dios han tenido buena aceptación con el público, sabe que no son los únicos, pero su sabor es diferente.


“Todas las tiendas a las que surtimos son de mujeres, puras mujeres emprendedoras que aparte de tener una tienda colectiva tienen otros negocios, me admira mucho que no se cansan, para mí es muy pesado elaborar e ir a vender, ahorita estamos con las canastas para esta temporada, y hemos tenido mucho apoyo por parte de Fabián Villar, que nos ayuda desde Comitán a las mujeres emprendedoras”, señaló.


La ama de casa y emprendedora considera que si las mujeres no trabajamos en nuestra área nos encajonan como amas de casa, pues es más complicado salir y vender, al principio fue muy difícil por el qué iban a decir, que para qué estudió, y la mayoría de las mujeres que andan en bazares tienen una profesión, contrario a lo que se piensa de que son las que no estudiaron nada o no tienen marido.


“Si saben o quieren hacer algo aviéntense, no nos quedemos con ese deseo, recuerdo que había un bazar de puras mujeres de la tercera edad en el Parque Central y me llamaba la atención ver señoras ya grandes que hacían nuegaditos o empanaditas y se sentían muy útiles, productivas, de hecho apenas estábamos empezando a dar a conocer nuestro producto y a raíz de la pandemia empiezan las redes sociales, me tuve que actualizar y aprender a utilizarlas y vendimos más en ese periodo que antes, de ahí empezamos a enviar a otros estados, a nosotros nos benefició, nos abrieron muchas puertas a pesar de que sí enfermaron y murieron algunos familiares”, reconoció.


A futuro, Elisena espera estar en tiendas grandes, ellos tratan de que su producto esté siempre fresco, solo cuando tienen grandes pedidos producen dos o tres veces por semana, por lo regular se encargan de surtir tiendas cada semana sin dejar pasar más de un mes, van rotando; incluso, han incursionado para fiestas en surtir las mesas de botanas saladas, donde les han pedido presentaciones más pequeñas, de 25 gramos, cuando las más pequeñas que manejan son de 50 o de 130 gramos con todos los sabores, lo que la llena de orgullo como distribuidora, ver sus bolsitas ahí.


“Ayer produjimos más de 100 malangas, desde que llega en costales se lava, se pela y se rebana, ahora ya tenemos maquinaria, al principio usábamos pela papa y se nos iban pedacitos pero ahora ya nos sale la rebanada completa usando la rebanadora industrial, luego las metemos a la freidora, las centrifugamos para quitar el exceso de grasa, empaquétanos dependiendo del sabor, todo eso con dos de mis tres hijos que trabajan conmigo, uno recibe y corta etiquetas, otro corta y pela, en la tarde empezamos a freír, siempre cuidando la higiene y que sea un producto de calidad”, mencionó.

A todas las mujeres que tienen ganas de emprender, no le resta más que motivarlas a seguir su sueño, como maestra le gusta su carrera y ejerció, pero tenía el sueño de ser su propio jefe, de no llegar corriendo a checar, por ello invita a emprender, y les dice que no pasa nada, al principio uno se desanima cuando no te compran o no les gusta, pero es persistencia y constancia, al final de cuentas es la satisfacción de verte en muchos lugares y que te reconozcan, no importa la edad o las circunstancias, lo importante es iniciar.


“No me hace falta un local propio, me gusta más surtir las tiendas donde hay productos de otros compañeros artesanos, muchas veces quienes compran y revenden ya no tiene la misma calidad, y tú ves tu marca como un hijo, haces lo mejor posible para que le guste al público y si hay un intermediario no le ponen el mismo empeño”, opinó.


A Taritos los puedes encontrar en tiendas colectivas como Terranova, La 12a, Amor a Chiapas, Parsure, Chiltac, Los Pumpos, Café Siempre Verde, Quesitos en Plan de Ayala, Pollos de Granja en Terán, Corazón de Jaguar en Chiapa de Corzo y Pangea en San Cristóbal, incluso mandan pedidos a Villahermosa y hasta León, Guanajuato, también los encuentras en Facebook e Instagram como Taritos.