En estos momentos la principal atención de los políticos no debe ser las elecciones: Willy Ochoa.

Tuxtla.- En entrevista, Willy Ochoa, señaló “hoy mis esfuerzos, mi tiempo y todo lo que esté a mi alcance está puesto a disposición de la gente que más lo necesita, la prioridad es ayudar a resolver las principales preocupaciones de las familias tuxtlecas, esa es política de a de veras”.



“Si los que se consideran clase política realmente estuvieran conscientes de la realidad, verían que las principales preocupaciones de los tuxtlecos no son las elecciones, sino conseguir conseguir medicinas y un tanque de oxígeno cuando se tiene covid o que haya seguridad en las calles de las colonias o barrios o que decir de llevar comida a la mesa para sus hijos, hay hambre” aseguró Ochoa Gallegos.


En ese sentido, Willy definió como aves de paso a muchos de los políticos que hoy quieren conducir los destinos de Tuxtla Gutiérrez, “son personas que no han estado de manera permanente, a la gente y a mi también me indigna que esta disque clase política aparece solo cuando hay elecciones y no cuando se les necesita, por eso la gente no les cree, porque su cercanía es cuando les conviene a ellos y no a las personas”.



Lanzo una convocatoria, menos grilla y más asistencia y solidaridad social, la prioridad debe ser ayudar, atender la problemática relacionada con la pandemia de salud, “se necesita creatividad y voluntad para desarrollar programas que puedan contener el deterioro social, la pasividad del gobierno y muchos políticos está permitiendo que la pobreza en Tuxtla crezca más, y ya tenemos suficiente, repito, los esfuerzos deben enfocarse en materia de salud, seguridad y empleo, esos son los temas que interesan a la ciudadanía, las obras de relumbrón no son la prioridad” mencionó.


Sobre la queja que hay ante el IEPC y su sanción, Willy Ochoa, respondió: “el título de la nota periodística es tendencioso, quiere hacer creer que el IEPC me sancionó para que la gente piense que falté a la ley, pero no es así; se me señala de pintar unas bardas con mi nombre o de no despintarlas; y si no pinté bardas como iba a despintarlas, pero aún así, estoy atendiendo y colaborando con la autoridad”.