top of page
  • EFE

España ha participado en proyectos de recuperación económica y post-covid

Madrid.- España ha desempeñado durante 2020 un papel nodal en la aprobación del presupuesto europeo y del Fondo de Recuperación Next Generation EU “esencial para la recuperación económica y social post-covid”.



El ministerio de Asuntos Exteriores ha hecho un balance de este año en el que ha destacado que “España ha trabajado también para facilitar el acuerdo alcanzado entre el Reino Unido y la UE sobre su relación post Brexit”.


Durante 2020, según el organismo de política exterior, España ha apostado por una respuesta “ambiciosa y coordinada a nivel europeo” para afrontar el impacto de la pandemia y de esta manera, “ha facilitado la coordinación de la movilidad en la UE, las garantías de acceso a equipamientos médicos y a medicinas en momentos críticos, la salvaguarda del mercado interior y, finalmente, la gestión conjunta de vacunas”.


En el Pacto de Migración y Asilo europeo España ha defendido durante el año que finaliza “un equilibrio entre responsabilidad y solidaridad, así como el refuerzo de las opciones de migración legal”.


Según Exteriores la gestión de los flujos de migración también será otra de las prioridades de Exteriores en 2021 “en el que buscará una mayor cooperación con países de origen de los inmigrantes”

España ha impulsado una respuesta multilateral a la covid con las Naciones Unidas en el centro, añade Exteriores, a través de una reorientación de la política de Cooperación al Desarrollo adoptando una estrategia de respuesta conjunta de la Cooperación Española a la crisis de la covid, y contribuyendo a agencias de la ONU como la UNRWA, agencia de los refugiados palestinos, el ACNUR, o la Organización Internacional de las Migraciones (OIM).


Además, nuestro país ha creado la figura de la coordinadora para la violencia contra la mujer en las Embajadas de España.


Exteriores ha seguido en este sentido el Plan Anual 2020 para Violencia contra la Mujer en el Exterior, con medidas como la firma de un convenio con la Fundación de la Abogacía Española, la redacción de un manual o la preparación de unas pautas para la recepción de víctimas en España, así como nuevas acciones formativas y de comunicación.


El ministerio dirigido por Arancha González Laya ha destacado que “uno de los hitos” del ejercicio que ahora termina fue la histórica repatriación de españoles en el exterior a los que sorprendió el repentino cierre de las comunicaciones y las severas restricciones de movilidad.


El dispositivo desplegado por los servicios consulares facilitó ese retorno a cerca de 60.000 ciudadanos que se vieron asistidos por la red de 220 Embajadas y Consulados y los 3.500 profesionales en el exterior.


La actividad del Ministerio tomará un nuevo impulso con la presentación de la estrategia de Acción Exterior española.


En 2021 se dará un nuevo impulso a la diplomacia económica que apoyará los esfuerzos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española y “se lanzarán iniciativas concretas como, por ejemplo, la creación de un panel de alto nivel sobre tecnología y orden global”.


España otorga un papel relevante a la Diplomacia Climática “tejiendo consensos para dar un nuevo empuje al Acuerdo de París, que pretende reforzar la capacidad de los países para hacer frente a los efectos del cambio climático”.


Otra de las "firmes apuestas" del Ministerio exterior en 2021 será la digitalización de los servicios consulares con el objetivo de dar una atención más eficaz y cercana al ciudadano en el exterior.

bottom of page